ENCUENTRO DEL GOBIERNO GENERAL CON LOS SUPERIORES MAYORES – DÍA 4

Día 16 de enero de 2020.

La oración de la mañana ha sido preparada y animada por los Organismos Mayores de ASCLA West. En la misma se ha recordado y celebrado, de modo especial, el 52º cumpleaños de Luis Armando Valencia.

La sesión comienza a las 9:00 con la oración a partir de la canción “Tu Palabra me da vida”, de la escucha de la Palabra de Dios (San Mateo 1, 18-24) y la plegaria tomada de Missionarii Sumus nn. 53 y 57. Joseba Kamiruaga lee la crónica del día de ayer.

Carlos Verga propone una pequeña evaluación sobre el ambiente, clima, fraternidad, la dinámica, el horario, la participación, el tema… Se abre un tiempo para compartir comentarios y sugerencias:

  • vamos bien, buen ritmo, nada agobiante, están siendo fructíferas la metodología y reflexión,
  • todo va bien, la dinámica es buena, pero falta tiempo para pensar sobre las preguntas que son tan importantes,
  • después de la última sesión realizar un tiempo de recreo más largo – de 45 minutos -,
  • dar más tiempo para la asimilación de las preguntas y la respuesta a las mismas.

Se continúa la sesión con la proyección del video de la vida y misión del Organismo Mayor de Korea.

Gonzalo Fernández comienza recordando las cuatro etapas del camino (descubrir, soñar, diseñar, comprometerse) que se está siguiendo para recordar dónde nos encontramos. El fruto del trabajo realizado ayer (las semillas de vida – que se trabajaron durante el día de ayer 15 de enero -) nos va a seguir acompañando en esta reflexión (como también las enfermedades y las llamadas del mundo y de la Iglesia – que se abordaron durante el día 14 de enero -).

Vamos a dedicar el día de hoy a imaginar y soñar. Y Gonzalo nos invita a hacer un viaje al futuro ofreciéndonos un pequeño marco teórico que ayuda comprende qué se quiere hacer en esta etapa.

Los sueños son claves para interpretar tanto el pasado como el presente, y abrir / construir futuro. Cuando decimos “clave” decimos “llave”. El sueño consiste en tomar una llave, discretamente abrir la puerta, y ver / vislumbrar lo que está más allá. Desde el punto de vista bíblico esto es evidente: los sueños son lugares de la revelación de Dios, como lugares o medios a través de los que Él transmite su voluntad, lo que Él quiere de nosotros. Entre tantos pasajes hermosos en la Escritura, Gonzalo recuerda Isaías 25, 6-8; Isaías 26, 1-3; Apocalipsis 22, 1-5; Lucas 1, 51-53. También el sueño de San Antonio María Claret (Autobiografía 488, 490 y 491). Nosotros somos hijos de ese sueño imposible.

También hay soñadores en nuestro tiempo que han llevado a cabo grandes empresas y proyectos de todo tipo… Gonzalo recuerda por ejemplo: Mahatma Gandhi (el sueño de una India independiente por una vía no violenta), Nelson Mandela (el sueño de “una persona, un voto”), Martin Luther King (el sueño de una sociedad igualitaria). Y, como ejemplo de esos soñadores y sueños, se proyecta el vídeo del discurso de Martin Luther King (https://www.youtube.com/watch?v=q_AoP5izcQs) durante la marcha sobre Washington por el empleo y la libertad el 28 de agosto de 1963.

Gonzalo Fernández propone el primer ejercicio e invita a todos a tomar sus cuadernos para pensar y responder a esta pregunta: ¿qué personas y qué sueños me han motivado más en mi vida personal? Después de un tiempo de silencio para el ejercicio individual, se comparten las respuestas en los grupos.

Gonzalo invita a decir en voz alta, sin más comentarios, algunos nombres que hayan ido apareciendo en el diálogo de los grupos.

Para finalizar este primer momento de la mañana, Gonzalo recuerda que hay un campo en el que hubo grandes soñadores: el arte (la unión del sueño artístico con la fe). Hay artistas que han soñado también en el siglo XIX-XX. Como, por ejemplo, Antonio Gaudí (1852-1926). Se proyecta un breve vídeo (proyectado el 8 de enero de 2020 en la Filmoteca Vaticana) producido por Animaset sobre la Sagrada Familia de Barcelona (España): “La Sagrada Familia. La Biblia en piedra” (http://animaset.cat/la-sagrada-familia-la-biblia-en-pedra-de-jordi-roige-premiat-a-buenos-aires/). Gonzalo concluye la visión del vídeo con algunas explicaciones de la obra arquitectónica de la Sagrada Familia que es una catequesis completa de la historia de la salvación. Una muestra más, éste en el ámbito del arte, de que no hay nada más práctico que un buen sueño.

A las 10:30 se hace un descanso.

A las 11:00 se retoma la sesión.

Gonzalo comienza diciendo qué es lo que hace una persona sea inspiradora, ofrezca horizontes, alimente sueños… ¿Es un carisma especial? ¿Es una experiencia? ¿En qué consiste ese poder de atracción? Incluso el Papa Francisco nos invita a soñar. A este respecto, se proyecta un extracto de la homilía del Papa Francisco el 18 de diciembre de 2019 en la Capilla de Santa Marta: “”No perdáis la capacidad de soñar con el futuro: cada uno de nosotros. Cada uno de nosotros: soñar con nuestra familia, nuestros hijos, nuestros padres. Mirar cómo me gustaría que fuera su vida. También los sacerdotes: soñar con nuestros fieles, lo que queremos para ellos. Soñar como sueñan los jóvenes, que son “desvergonzados” soñando, y allí encuentran un camino. No perdáis la capacidad de soñar, porque soñar es abrir las puertas al futuro. Sed fecundos en el futuro”.

Gonzalo distingue la palabra “ilusión” (el iluso es el que está lejano y ausente de la realidad) y “sueño” (el soñador es el que anticipa el futuro al presente) En el norte de Chile está el desierto más seco del mundo, el desierto de Atacama Pero, a veces, caen algunas gotas de agua que hace que se produzca el milagro bíblico del desierto que se convierta en jardín, en vergel. A este respecto se proyecta el vídeo que sirve de ejemplo: “https://www.youtube.com/watch?v=Aii9Iqy6XV0”.

Gonzalo recuerda unas palabras de la entrevista a un psicoanalista argentino, Luis Chiozza (https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Chiozza): “los ideales no son para ser alcanzados sino para orientar la vida”. El cielo ha comenzado en la tierra. Saber en la dirección en que caminamos genera sentido y energía. Queremos explorar en qué dirección y hacia qué horizonte caminar. Sin sueños nos falta la brújula que nos diga como orientar nuestros pasos.

Gonzalo proyecta un vídeo “https://www.youtube.com/watch?v=i07qz_6Mk7g”. ¿Nos atrevemos a soñar en la Congregación de futuro (2030)? Hoy estamos trabajando sobre el sueño de la Congregación, del Capítulo General, de un horizonte más lejano, por ejemplo, de 2030.

¿Cómo funciona el psiquismo humano? ¿Cómo funcionan los grupos?

Hay una zona mágica / que nosotros podemos llamar “zona carismática”. Hay otra zona, la que llamamos de “aprendizaje”. Otra es la zona de los “miedos”. Y otra, por fin, la de la “comodidad”. La zona de comodidad es la zona de nuestros hábitos, rutinas, nuestros modos de hacer, nuestras obras,…, es decir, de todo aquello que controlamos. Todos nosotros hemos profesado un estado de vida que nos lanza hacia la zona carismática (ésta es un imán que nos atrae para salir de nuestra zona de comodidad). En la práctica sucede que, entre la zona carismática y la zona de comodidad se interpone una abarrera que es la zona de los miedos. Miedo a la falta de recursos económicos, al envejecimiento, a la falta de personal, a no saber conectar con la sociedad, a emprender algo que luego tenemos que dejar… Con tales miedos, a veces el sueño se queda en una mera ilusión. Por eso se hace necesario ensanchar la zona de aprendizaje para reducir la zona de los miedos. Una Congregación que quiere realizar sus sueños tiene que hacer fundamentalmente:

  • Cultivar la espiritualidad carismática propia, re-encender la mística,
  • Cultivar mucho la formación continua, es decir, las “destrezas”.

Éstas son dos claves a pensar de cara al próximo Capitulo General y de cara al futuro más lejano.

Otra cosa interesante, dice Gonzalo, es ser conscientes de que en este proceso de cambio nos movemos entre dos tensiones: la tensión emocional (que nos empuja a la zona de comodidad – las emociones prevalecen sobre las razones -) y la tensión creativa (que nos empuja hacia la zona carismática – los ideales prevalecen sobre las emociones -). Si somos conscientes de que estas tensiones existen, y de que van a existir, lo que tenemos que saber es que todo va a depender de cuál sea la tensión que nosotros alimentemos más. ¿Cuál de las tensiones vencerá? Aquella tensión que nosotros alimentemos y cultivemos más. ¿Qué Capítulo General queremos: uno que acentúe la tensión emocional o uno que acentúe más la tensión creativa?

Tras este necesario marco teórico, Gonzalo presenta el trabajo práctico. Uno puede soñar desde sus gustos, o uno puede abrirse al sueño de Dios. ¿Cuál es el sueño de Dios para la Congregación del futuro? Señor, ¿qué Congregación sueñas Tú para que nosotros colaboremos con ese sueño? Éste va a ser el segundo ejercicio que va a consistir en realizar una Lectio Divina.

A cada grupo se le ha asignado un texto bíblico. En concreto:

Grupo 1: Mateo 1, 18-25.

Grupo 2: Lucas 1, 39-56.

Grupo 3: Hechos 2, 1-11.

Grupo 4: Hechos 2, 41-47.

Grupo 5: Juan 13, 1-15.

Grupo 6: Juan 17, 20-26.

El ejercicio se realizará en una hora finalizando a las 12:30 con el descanso y se realizará en el lugar que cada grupo elija del Centro Claret.

Gonzalo Fernández sugiere algunas indicaciones para la realización de la Lectio Divina:

  • comenzar con un momento de oración invocando al Espíritu Santo,
  • realizar la Lectio propiamente dicha (quizá con algún eco… quizá leyendo el texto por segunda vez…),
  • hacer silencio,
  • compartir:
    • en primer lugar, los sentimientos que ha producido la Palabra, es decir, leyendo la Palabra yo me he sentido…;
    • en segundo lugar, esta pregunta: esta Palabra ¿ilumina de alguna manera el sueño de Dios para nosotros?, esta Palabra ¿apunta en alguna dirección, nos está ofreciendo alguna señal?
  • finalizar con un momento de oración, de acción de gracias, y de plegaria entorno a María.

Cada grupo elegirá un animador con el fin de acompañar / determinar los momentos y tiempos de la Lectio Divina.

El horizonte de este ejercicio es abrirnos al sueño de Dios para nosotros.

La sesión finaliza a las 11:40.

La sesión se retoma a las 15:30.

Se comienza con la oración a partir de Missionarii Sumus nn. 58 y 63, del rezo del Ave Maria y se concluye con el canto, en forma de canon, “Hoy comienza una nueva obra, las lanzas se convierten en podaderas. De las armas salen arados, y los oprimidos son liberados”. Se ven los vídeos de la vida y misión de los Organismos Mayores de México y Northeast India.

Gonzalo presenta el material que se va a trabajar durante esta tarde. El objetivo era iluminar desde la Palabra el camino que tenemos que recorrer. Ahora presenta el tercer ejercicio que lleva por título “viaje al futuro”. Comienza invitando a los presentes a desplazarse y a cambiar su sitio en la sala. Estamos en la segunda etapa de nuestro camino, iluminados por la luz de la Palabra de Dios, se trata de viajar al futuro pero conectando este ejercicio con el ejercicio realizado a la mañana.

Iluminados por la luz de la Palabra de Dios que hemos descubierto en el ejercicio de “Lectio Divina”, vamos a viajar al futuro. Cerramos los ojos. Nos relajamos e imaginamos que dormimos un sueño muy profundo y sereno. Cuando despertamos, resulta que ya estamos en el año 2030, o sea que han pasado diez años, y cada uno de nosotros, y los demás miembros de la Congregación hemos logrado vivir nuestro ideal. Es decir, hemos aprendido a:

  • curar las enfermedades que padecemos,
  • responder a las llamadas que Dios nos dirige en el mundo y en la Iglesia,
  • y cultivar las semillas de vida que hemos descubierto.

Dialogamos ahora sobre el viaje al futuro que hemos soñado/imaginado. Cada uno elige a otra persona de mesa que no sea la misma de los ejercicios anteriores. Primero, uno entrevista y el otro es entrevistado. Disponemos de 15 minutos para realizar las preguntas (siempre referidas a lo imaginado y soñado), y luego la otra persona es la que entrevista durante otros 15 minutos (30 minutos en total).

  • ¿Cómo estás? ¿Cómo te sientes personalmente?
  • ¿Qué está ocurriendo en el ámbito de la Congregación? ¿Cómo está ocurriendo?
  • ¿Qué tono vital se percibe en las personas, comunidades y Organismos?
  • ¿Cómo se ha incrementado el entusiasmo misionero?
  • ¿Qué es lo que más te atrae de la nueva situación?
  • ¿Qué has hecho tú para que se hayan conseguido estos resultados en 2030?
  • ¿Qué novedades principales se han introducido con respecto a la Congregación de 2020?

Una vez terminada la entrevista con estas preguntas, se cambian los roles. El entrevistado pasa a ser entrevistador y viceversa.

El ejercicio se da por finalizado a las 16:40 y Gonzalo Fernández ofrece una información sobre la historia de la Catedral de Malabo – redactada por el Archivero General – que ayer sufrió un incendio. Se trata de una Catedral muy ligada a la Congregación, en la cual reposan los restos de dos Obispos Claretianos.

Se comienza el cuarto ejercicio: “Trabajo en grupo: sueños. Visiones del futuro ideal”. En un primer momento, cada miembro del grupo comparte brevemente el sueño de la persona a la que ha entrevistado. Y, en un segundo momento, se trata de que, como grupo, nos imaginemos en el año 2030 y, tratando de visualizar la nueva situación la Congregación y la atmósfera que se respira en ella, responder a esta pregunta: ¿Qué está ocurriendo de nuevo, de mejor, de diferente?

Antes del descanso, Gonzalo informa de los pasos siguientes dentro de este mismo ejercicio. A la vuelta del descanso habrá un espacio de unos 15 minutos para elegir una forma creativa de presentar el sueño/visión del 2030 como si estuviera sucediendo ahora mismo. El sueño se plasmará en una imagen y en un eslogan sobre una cartulina blanca. Las presentaciones no deberán durar más de 5 minutos.

La sesión finaliza a las 17:00.

Se retoma la sesión a las 17:30.

Los grupos trabajan según lo indicado en el último momento de la sesión previa. A las 17:45 comienza la presentación. Gonzalo nos invita a colocarnos en modo “juego / sueño” porque no se trata de una presentación conceptual / mental sino con eslóganes y símbolos.

Grupo 1: Juan Carlos Bartra-Fausto Cruz.

Presentan la Congregación como un árbol – las raíces, las semillas, la savia, los frutos… -. Se menciona la interculturalidad e inculturación como la savia. Se incluyen 6 continentes (también el continente digital). Sembradores de vida y esperanza.

Grupo 2: Enrique Mascorro-Marcos Aurelio Loro.

Presentan la Congregación que crece en la espiritualidad; en su experiencia intercultural (por su intercambio de personal, por el compartir proyectos…); en la generación de recursos económicos y la comunión de bienes; en su capacidad de atracción hacia los jóvenes; en su vida fraterna, más cálida, más abierta al mundo para compartir; en la calidad de su vida misionera… Este crecimiento surgió en un Capítulo de locos y soñadores que se atrevieron a entrar en la zona de aprendizaje donde el miedo fue superado por el entusiasmo.

Grupo 3: Lawrence V-Jude Thaddeus Langeh.

Presentan la Congregación que crece y vuela alto (presididos por el Gobierno General y cada una de las Conferencias). Es un vuelo alto movidos por las alas del Espíritu Santo que nos lleva cada vez más alto. El vuelo más alto significa: más comunión, más compartir miembros y recursos, una espiritualidad más transcendente, una misión que llega más a las periferias, una misión más compartida. Volando alto.

Grupo 4: Carlos Candeias-Mario David Gutiérrez.

Presentan la Congregación que funciona como un compás. Por un lado con una identidad más profunda, más arraigada, y, por otro lado, más abiertos, creando círculos cada más grandes, basados en un carisma que genera alegría, comunión, con una cercanía mayor al Pueblo de Dios, con un ser más testimonio de comunidad, con una fortaleza más grande como Familia Claretiana, con una misión más interprovincial, más intercultural, más inter carismática, con una mayor presencia universal, trabajando más con otros, abriendo círculos a las periferias y a los más marginados, siempre abiertos a la realidad… Una Congregación arraigada y arriesgada.

Grupo 5: Francisco Carín-Joseph Mbungu-Mutu.

Presentan la Congregación como un corazón encendido por el fuego del amor de Dios: llenos de vida, enraizados en el carisma, listos para ir más adelante con nuestros sueños, encaminados hacia los pobres,… Somos claretianos. Corazones encendidos.

Grupo 6: Todo el grupo.

Presentan la Congregación como un espacio de misión compartida. Un mapa de Korea sin barreras ni divisiones. El poder del Espíritu Santo porta la paz. Soñamos con una misión establecida por primera vez el en Norte de Korea. Significa que hemos crecido tanto en la Congregación que la Palabra de Dios es cada misionero claretiano. Todo el ministerio está centrado en la Palabra de Dios. Ésta se hace presente en todo ministerio, en toda comunidad. La Eucaristía como el centro de todo. Caminando juntos en misión compartida (interculturalidad, sinodalidad…).

Tras las presentaciones, Gonzalo Fernández resume que mañana hay que tratar de traducir toda esta energía y entusiasmo en un proyecto que conduzca al XXVI Capítulo General. A partir de mañana nos vamos a centrar en esta pregunta: ¿Qué podemos diseñar y proyectar de aquí al Capítulo General? En cierto sentido, dice Gonzalo, hasta se puede decir que el Capítulo General: alrededor del 30% de los capitulares está presente en esta sala ahora.

Gonzalo deja abierto un espacio de tiempo para que los presentes puedan compartir de manera espontánea y breve algunas reacciones: ¿qué dice nuestro corazón?

  • Entusiasmo, Dios nos invita a dar un paso más.
  • Quiero ser parte de esta Congregación.
  • Esto nos invita a ser más auténticos, no debemos salirnos de las raíces y del carisma que hemos recibido y que nos dan vida.
  • Se han recogido las semillas de vida de las que hablábamos ayer de modo diferente.
  • Cada uno de nosotros ha contribuido a hacer el dibujo de las presentaciones… Esta capacidad de aceptarnos a nosotros con nuestros talentos, límites, estamos volando alto juntos,
  • Estoy contento de que podamos soñar juntos. Continuemos soñando juntos.
  • Siento que todo esto manifiesta una actitud positiva, luminosa, y que genera energía, un dinamismo vivo.
  • Arraigados en Cristo… y arriesgados por Cristo…
  • Los sueños nos permiten ver el pasado, vivir el presente y soñar el futuro.

Gonzalo Fernández concluye diciendo que, cuando ‘jugamos’ juntos, se produce un milagro de creatividad. Y se pregunta e interpela: ¿habría alguna manera de que nuestros hermanos ‘jueguen’ en la preparación del Capítulo General generando ilusión, no aburrimiento, como nosotros hemos ‘jugado’ hoy?

Se anuncia que mañana la Eucaristía será a las 07:30 porque a la tarde se celebrará un Via Crucis.

La sesión finaliza a las 18:15.

La Eucaristía es preparada por los Superiores Mayores de los Organismos de ASCLA West y presidida por Luis Armando Valencia.

Padre Joseba Kamiruaga Mieza CMF

Secretario General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Single Column Posts

Single Column Posts Subtitle

Cinco jóvenes inician experiencia de Prenoviciado en Lambaré

En el Seminario Claretiano de la ciudad de Lambaré (Paraguay) Silvio Torales, Alexis Aguilar, Saúl Santacruz, Freddy Quiñónez y Héctor...

Voluntarios Misioneros comienzan su experiencia en la comunidad de Lambaré, Paraguay.

Entre el domingo 26 de enero y el domingo 9 de febrero se realizó en Córdoba, Argentina, la convivencia de...

En Talagante se realizó la Escuela Bíblica de Verano 2020

Entre el 30 de enero y el 2 de febrero se realizó en el Centro Formativo P. Claret de Talagante...

Consultor General de Pastoral Bíblica se reunió con equipo de animación provincial

Entre los días 28 y 30 de enero se realizó un encuentro del Equipo de Animación Bíblica provincial con el...

Animación Bíblica realiza formación a equipos diocesanos de Chile

Al comenzar el año 2020, los equipos bíblicos de Curicó-Cordillerilla y Santiago continúan los programas de capacitaciones, esta vez en...