ENCUENTRO DEL GOBIERNO GENERAL CON LOS SUPERIORES MAYORES – DÍA 2

Día 14 de enero de 2020.

La oración de la mañana es preparada y animada por los Organismos Mayores de ACLA. Y se recuerda el 60º cumpleaños de Manuel Tamargo, Ecónomo General.

 

Se comienza la sesión de la mañana, a las 09:00 y con la guía de Henry Omonisaye, con una procesión y entronización de la Palabra de Dios. Después se da paso a la lectura de la crónica del día de ayer por parte de Enrique Mascorro. Mario Gutiérrez ofrece una breve información sobre algunos aspectos de la vida de un Hermano de nuestra Congregación – Magin Puigross – sepultado en este Centro Claret de Talagante (su epitafio dice así: “porque amó esta tierra y la trabajó”). Se recuerda el 30º aniversario de la Profesión Perpetua de Josué González.

Se proyectan los vídeos de la vida y misión de los siguientes Organismos Mayores de Bangalore, Brasil, Cameroun como una ayuda a sintonizar con la misión universal de la Congregación en distintos países del mundo y es un material muy interesante para presentar y dar a conocer la variedad de la vida y misión congregacionales.

Gonzalo Fernández presenta el trabajo a realizar y comienza señalando que, en la sesión de ayer, se han recogido temas relevantes para preparar el itinerario congregacional de cara al Capítulo General. La metodología de trabajo que se propone a continuación se desarrollará en 4 etapas con el objetivo de ayudar a hacer la preparación del itinerario congregacional. Esta metodología ya ha sido trabajada, al menos en parte, con los miembros de los gobiernos de las Provincias / Delegaciones de los Organismos Mayores de MICLA en 2018 y con los de la Conferencia de MICLA en el pasado 2019. Esta metodología se va a trabajar por primera vez en un foro así, como el presente, de los Superiores Mayores de nuestra Congregación.

Lo primero es detenerse en “qué es lo que nos está debilitando, es decir, cuáles son nuestras enfermedades crónicas o enfermedades”. El objetivo de esta mañana es descubrir dónde están las fugas que nos están debilitando en la vida y transmisión del carisma misionero. Y Gonzalo Fernández profundiza en ese objetivo utilizando las imágenes de la “fuga del agua” o de la “hemorragia”.

Gonzalo Fernández:

  • evoca el texto bíblico de Mateo 15, 29-30, como un texto que puede ofrecer la clave para afrontar las enfermedades / problemas,
  • alude a las tentaciones de los agentes pastorales y evangelizadores (de las que, en su momento, habló el Papa Francisco en Evangelii Gaudium),
  • se centra en particular en las enfermedades de la Curia romana a las que se refirió el Papa Francisco en la Navidad de 2016 y, de una manera somera, se detiene en cada una de ellas (15 enfermedades) porque tal diagnóstico de por dónde se estaba debilitando la Curia romana puede ser una posible ayuda a la hora de realizar el propio diagnóstico congregacional.

Gonzalo Fernández presenta el primer ejercicio que se va a realizar en dos momentos (tiempo personal en silencio y tiempo de diálogo en los pequeños grupos), y en el que se trata de señalar 4 enfermedades que más están afectando hoy a nuestra Congregación, y que están debilitando su vida misionera, tratando, además, de identificar dos o tres indicadores o síntomas por cada una de las enfermedades.

Tras un momento de silencio para el discernimiento / reflexión individuales (durante unos 5 minutos), se ofrecen algunas orientaciones para el trabajo de los grupos, y se da paso al diálogo en los grupos durante 25 minutos con el objetivo de cada grupo discierna / identifique 4 enfermedades.

A las 10:40 se realiza una pausa.

A las 11:05 se retoma la sesión de la mañana.

Los secretarios de los grupos son invitados a escribir en las hojas en blanco las cuatro enfermedades discernidas y consensuadas.

Gonzalo Fernández recuerda los pasos que se van a realizar a lo largo del día de hoy y de los próximos días: identificando las enfermedades (sesión de la mañana del día de hoy), las llamadas que Dios está dirigiendo a través de la Iglesia y del contexto social (sesión de la tarde del día de hoy), y las semillas de vida que se descubren en la Congregación (a lo largo de todo el día de mañana).

Se inicia la puesta en común del trabajo de los grupos. Se recogen, a continuación, las enfermedades (no los síntomas que se han mencionado):

Fausto Cruz. Menciona el discernimiento superficial, la vida fragmentada, el activismo, el uso de los bienes.

Pedro Belderrain. Menciona el individualismo, el activismo, el debilitamiento de la vida fraterna, la falta de mística.

Jude Thaddeus Lange. Menciona el individualismo, el chismorreo, la doble vida, la indiferencia en todos los aspectos (también hacia nuestra Congregación).

Carlos Candeias.  Menciona la inmadurez afectiva y la inconsistencia espiritual.

Francisco Carín. Menciona el individualismo, la carencia de una profunda experiencia de Dios, el deseo de tener títulos, una formación sin desafíos o una formación conformista.

Callistus Joseph. Menciona el individualismo, el arrogarse derechos a… (prerrogativas, títulos…), la devaluación de elementos esenciales de la vida religiosa, el minimalismo.

Manuel Tamargo. Menciona la anemia espiritual, la superficialidad carismática, el carácter diocesano de nuestra vida y servicio misioneros, la trombosis en la fraternidad.

Tras la escucha de los grupos se va a realizar una síntesis como fruto del discernimiento colectivo sobre las enfermedades que están afectando a la Congregación. Para ello, Gonzalo Fernández lee de nuevo, y despacio, las palabras que cada grupo ha dado a las enfermedades, dando después unos minutos para la reflexión personal.

Se ofrecen a los grupos 10 minutos para compartir las reacciones y para tratar de consensuar dos enfermedades que se consideran como las enfermedades más importantes. Tras ese espacio de tiempo se hace una puesta en común:

Fausto Cruz. Menciona el carácter diocesano de nuestra vida y la superficialidad carismática.

Pedro Belderrain. Menciona el egocentrismo y la falta de una mística claretiana.

Jude Thaddeus Langeh. Menciona el individualismo y la carencia del carácter místico.

Carlos Candeias. Menciona la incapacidad de amar y la superficialidad carismática.

Francisco Carín. Menciona el individualismo y la falta de una experiencia carismática.

Callistus Joseph. Menciona el individualismo y la superficialidad carismática.

Manuel Tamargo. Menciona el individualismo y la inconsistencia espiritual.

 

Gonzalo Fernández enuncia como dos grandes núcleos de consenso:

 

  • La falta de mística claretiana (superficialidad carismática / carácter diocesano).
  • El individualismo o el egocentrismo.

Se dan 15 minutos para hacer algunos comentarios sobre qué a lo mejor le está ocurriendo a la Congregación y por dónde se está perdiendo energía. El debate se centra sobre:

  • El individualismo (la comprensión de lo que significa y/o entendemos con la palabra “individualismo”; la repetición del individualismo no debería verse como negativa sino como una llamada constante de atención; la necesidad de repensar a dónde queremos ir en contraposición al individualismo; la diferencia, al menos en idioma español, entre el individualismo y el personalismo;…).
  • La falta de mística claretiana o la superficialidad carismática (la necesidad de centrarse en lo que es más propio de la vida misionera claretiana; el carácter diocesano de nuestra vida; la abundancia y riqueza de herramientas y materiales pero quizá el uso no tan grande como sería de esperar -; cómo se acompaña el crecimiento y la consolidación de las nuevas fundaciones y vocaciones; la fragilidad de las nuevas generaciones y vocaciones – una fragilidad que, por otra parte, toda nuestra Congregación respira del medio ambiente occidental -;…).
  • Cómo involucrar a toda la Congregación en el proceso de discernimiento y, en este sentido, la responsabilidad de las personas de gobierno para realizar un camino de cara al próximo Capítulo General implicando a todos los miembros de los respectivos Organismos Mayores.

El Padre General concluye afirmando que, cuando nos referimos a las enfermedades de nuestros hermanos, es importante hacer un sincero ejercicio de auto-crítica porque también los Superiores Mayores y los miembros del Gobierno General poseen esas mismas enfermedades. Ellos también sufren de aquellas enfermedades que detectan en sus hermanos.

A las 12:20 finaliza la sesión de la mañana y Gonzalo Fernández da paso a un momento más oracional / sapiencial entorno a María y en silencio con esta pregunta: ¿Qué he aprendido esta mañana para mi propia vida (no tanto pensando en los miembros de la Provincia / Delegación)? ¿Qué puedo o debo tener en cuenta en mí mismo para un mejor servicio misionero?

A las 12:30 es el descanso.

A las 15:30 se retoma el trabajo en el plenario.

La sesión comienza con la oración a partir de Missionarii Sumus (nn. 42 y 45), de la Autobiografía nn. 28 y 29 y de la reflexión personal (tal y como éstas dos últimas aparecen en el Año Claretiano del 14 de enero). Se proyectan tres vídeos de la vida y misión de las Provincias de Chennai y Colombia Oriental-Ecuador.

Se da lectura al mensaje de comunión fraterna de un anterior Superior General, y actual Obispo de Osaka (Japón), Monseñor Josep Maria Abella, en el que comparte algunas inquietudes de cara a la preparación del itinerario capitular como, por ejemplo: el refuerzo de la dimensión teologal de nuestras vidas, la consolidación de la dimensión espiritual, la atención a las muchas y diferentes periferias sean del tipo que sean, la vida con gozo del don de la comunidad, la asunción de la interculturalidad cuidando la fidelidad creativa al don y patrimonio carismáticos, la vivencia de la cordialidad como Hijos del Inmaculado Corazón de María.

Gonzalo Fernández propone el trabajo por grupos según las Conferencias. Tras la mirada ad intra realizada durante esta mañana, siempre necesaria pero nunca suficiente, toca ahora reflexionar sobre las llamadas de Dios en el mundo y en la Iglesias Locales, abriendo y ensanchando la mirada congregacional. Gonzalo recuerda el discernimiento que hizo el Capítulo General anterior identificando 10 llamadas (sociales, eclesiales, congregacionales).

Ahora toca discernir cuáles puedan ser o sean las nuevas llamadas. A modo de ejemplo, se ha hecho una encuesta mundial a los jóvenes nacidos ya en el siglo XXI para ver sus 10 preocupaciones (la falta de empleo, la seguridad y bienestar, la falta de educación, la alimentación y seguridad cívica, la rendición de cuentas de los gobiernos y la transparencia y corrupción en el campo político, los conflictos religiosos, la pobreza, la desigualdad y las discriminaciones, los conflictos a gran escala y guerras, el cambio climático y el problema ecológico).

Gonzalo Fernández propone que cada grupo, mirando cada uno de los contextos sociales y eclesiales en los que se encuentran, identifique cuatro llamadas de Dios en la situación de mundo, y otras cuatro llamadas en la situación de la Iglesia que más interpelan a nuestra Congregación. Este ejercicio dura 30 minutos. Antes del ejercicio de diálogo en grupo se dan unos minutos para la reflexión individual.

Gonzalo Fernández presenta, a las 16:45, y antes de dar paso al descanso, una intervención de unos 10 minutos sobre cuáles son los problemas morales más importantes en nuestro tiempo (https://www.ted.com/talks/will_macaskill_what_are_the_most_important_moral_problems_of_our_time) del filósofo moral Will MacAskill en la que trata de proporcionar un marco para responder a ese tema de los problemas morales actuales basado en la filosofía del “altruismo eficaz”.

Se hace un descanso a las 17:00.

Se retoma el plenario a las 17:30.

Se retoma la sesión con la proyección de los vídeos de las Provincias de Colombia-Venezuela y Centroamérica.

Los secretarios de los grupos, que han trabajado según Conferencias, refieren lo discernido y consensuado en sus reflexiones:

 

 

  Desafíos del contexto social Llamadas de la Iglesia
Mario Gutiérrez La ecología, los migrantes, la injusticia social y desigualdad, crisis y descrédito  de las instituciones. Las nuevas generaciones y vocaciones, la cultura del buen trato, la defensa de la vida en redes de cooperación, la espiritualidad profética en diálogo con nuevas realidades.
Enrique Mascorro La ecología, los migrantes, la injusticia social y desigualdad, crisis y descrédito  de las instituciones. La protección de los menores, la credibilidad eclesial, los clericalismos, la crisis vocacional (promoción de los ministerios laicales, de la mujer, etc.), la profundización en nuestra espiritualidad profética.
John Francis La corrupción a todos los niveles, la pobreza, la falta de educación y el desempleo, la violencia. El clericalismo, la indiferencia religiosa o secularización, la formación catequética, la rigidez y el fundamentalismo.
Carlos Candeias Crisis del sistema económico-político (la injusticias, la corrupción, la desigualdad), el no tener conciencia que el otro es un hermano (atentados contra la fraternidad), la concepción materialista del bienestar, la inmigración; el progreso tecnológico (que abre / cierra puertas). La credibilidad, el repensar el modo en cómo se estructura la Iglesia (colegialidad, sinodalidad,…), el tema vocacional en sentido amplio (presentar bien el tema de la santidad) especialmente ante las nuevas generaciones, las formas, lenguaje y significatividad de la comunicación creyente.
Jacob Arakkal El terrorismo; los derechos violentados de las minorías, el autoritarismo en los gobiernos que atenta contra los derechos humanos y la libertad de expresión, el cambio climático y el cuidado de la naturaleza, la educación y el desempleo. La Iglesia que se aleja de los fieles en el sentido de que se está institucionalizando, el clericalismo y autoritarismo, la transmisión de la fe a las nuevas generaciones, la alienación de la juventud.
Francisco Carín El fundamentalismo político y religioso; la ecología; la inmigración (de individuos y familias), la iniquidad económica, la marginalización psicológica de los jóvenes. El fundamentalismo de cada uno de los extremos (extremismos), la conversión ecológica, provocar la experiencia personas con y de Dios, la apertura y adaptación a la juventud, la autoridad y credibilidad de la Iglesia.
Manuel Tamargo La ecología, los migrantes, la injusticia social y desigualdad, crisis y descrédito de las instituciones. La apertura y diálogo con las nuevas generaciones, la cultura del buen trato, la evangelización de amplios sectores de incrédulos.

 

Tras la exposición de los secretarios de los grupos sobre los desafíos sociales, se hace un momento de silencio para dejar resonar y se abre un espacio de breves intervenciones:

  • la violencia institucionalizada,
  • la crisis sistémica,
  • la no credibilidad de las instituciones (y también de la Iglesia),
  • la soledad de las personas,
  • la indigencia (debida por ejemplo a la droga),
  • los refugiados,
  • la degradación de los derechos humanos.

Tras la exposición de los secretarios de los grupos sobre los desafíos eclesiales, se abre un espacio de tiempo pen los grupos para que, en cinco minutos, se puedan compartir reacciones después de esta lluvia de ideas.

Se abre un espacio de tiempo para comentar las impresiones habidas en torno a los desafíos eclesiales:

  • el hecho de que no existen exactamente los mismos desafíos en los distintos continentes,
  • la transmisión de la fe a las nuevas generaciones y la necesidad de revisar nuestras prácticas eclesiales y congregacionales (lugar de los laicos y lugar de la mujer, cómo se reflexionan y adoptan las decisiones, la colegialidad, la sinodalidad,…),
  • los grandes problemas son los mismos pero cada continente tiene sus propios matices y exige respuestas más específicas.

 

Gonzalo Fernández hace un recorrido de lo que ha sido el itinerario de este día y lo sitúa dentro del plan de reflexión y discernimiento sobre lo que sea el tema y el itinerario de preparación del Capitulo General. Mañana, día 15, se volverá a la realidad de nuestra Congregación y entorno a esta pregunta: ¿qué semillas de vida encontramos en nuestra Congregación, las cuales que pueden generar esperanza, transformación y nueva vida misionera? A esta pregunta se dedicará toda la jornada de mañana.

Pasado mañana y el día siguiente se abordarán:

  • cuál es el sueño de Dios y en qué dirección tiene que caminar nuestra Congregación,
  • qué proceso capitular se tiene que poner en marcha para realizar ese movimiento.

Se aprovecha el hecho de que se está por Conferencias para realizar una foto al conjunto de cada una de las Conferencias y una foto individual a cada uno de sus miembros.

La sesión finaliza a las 18:25.

A las 19:00 se tiene la celebración de la Eucaristía, preparada por los miembros de la Conferencia de ACLA, y presidida por Manuel Tamargo que celebra su 60º cumpleaños.

Padre Joseba Kamiruaga Mieza CMF

Secretario General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Single Column Posts

Single Column Posts Subtitle

Cumpleaños julio 2020

Enviamos un cordial saludo a los misioneros claretianos de nuestra provincia que cumplen años en este mes: (más…)

Mensaje para la Fiesta del Inmaculado Corazón de María – 20 de junio de 2020

Queridos hermanos, Os deseo a todos una feliz fiesta del Inmaculado Corazón de María, que celebraremos este año con austeridad...

Ayuda a familias en grave necesidad convoca a Parroquia Basílica de Santiago

La iniciativa de otorgar un almuerzo-cena a familias de su entorno en grave necesidad como consecuencia de la pandemia que...

Jaime Michea asumirá coordinación del Cono Sur de la Confederación Bíblica Católica

El Coordinador de Animación Bíblica de nuestra Provincia Claretiana, Jaime Michea, asumirá la coordinación de la Zona Cono Sur de...

Cumpleaños junio 2020

Enviamos un cordial saludo a los misioneros claretianos de nuestra provincia que cumplen años en este mes: (más…)