En Ing. Jacobacci se realizó encuentro sobre la problemática del agua

En un espacio de intercambio de conocimientos y experiencias, los vecinos de Ingeniero Jacobacci y su zona rural de influencia se reunieron para trabajar sobre el conflicto del uso del agua en la región.

El encuentro fue animado por Lino Pizzolón, del Observatorio del Agua de la Universidad Nacional de la Patagonia,acompañado de René Vergara, referente de los Pueblos Originarios del continente.

Los expositores socializaron sobre las implicancias que tienen las explotaciones mineras en su utilización de agua y la contaminación ambiental que dejan a su paso. Dentro de los temas de preocupación que se plantearon en la jornada fueron la falta de seguimiento y los focos de contaminación que dejó la Mina Angela y el avance de la minería a cielo abierto en la zona de Calcatreu y El Paisanito.

Pizzolón explicó con claridad los daños que produce la megaminería a cielo abierto, a partir de diversos estudios que ha realizado en el río Pirquitas, en el norte de Argentina, así como experiencias que se han dado en otros lugares del país y el mundo.

Se explicó que los proyectos de minería a cielo abierto usan enormes cantidades de agua, captan ríos y vertientes, realizan bombeo de aguas subterráneas, lo que redunda en mallines, aguadas y menucos secos. La cantidad de agua que pidió la empresa para Calcatreu es equivalente al lo que consume la ciudadanía en el período veraniego. Teniendo en cuenta que la cuenca de agua subterránea de Lipetrén, zona en la que se encuentra el proyecto Calcatreu y único reservorio de la zona, tiene una capacidad de 2,5 millones de litros diarios y para no afectarla sólo se puede sacar la mitad, pero la minera necesita más de 2 millones de litros de agua diarios, con lo cual no quedaría suficiente agua para otros usos, es decir, el consumo de los pobladores y de la ganadería, principal sustento económico de la comunidad.

El cuidado del agua y el medio ambiente seguirá siendo un tema de preocupación y ocupación de los vecinos que ven cómo se obtura el debate serio y responsable sobre el tema, a la vez que se les permite a las empresas trasnacionales avanzar sobre el territorio de las comunidades originarias y productores de rurales y se niega la información real sobre el desarrollo de los proyectos de minería a cielo abierto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *