Tiempos de Resurrección

resurreccionEl saludo del tiempo pascual este año tiene resonancias especiales para nosotros: las trepidaciones del planeta que se han concentrado en esta parte del sur del mundo nos han dejado temerosos, dolientes y abrumados. Ha habido demasiada muerte y destrucción.

Y con el corazón quebrado, los templos derruidos, las comunidades asustadas, hemos celebrado, sin embargo, el misterio central de nuestra fe: Cristo Jesús ha resucitado y con él se levanta de nuevo del sepulcro la esperanza de vida de los pueblos. Una acción propiamente divina -resucitar o dar la vida a quien se la han quitado- remece nuestra historia y nos lanza de nuevo a la misión: decir a todos que no tengan miedo (Lc 24,38), que no hay que buscar entre los muertos al que vive (Lc 24,5), que recuperemos la paz (Jn 20,19), que sigamos proclamando y celebrando la buena noticia de la liberación (Mc 16,15).

En este año del Bicentenario de nuestra república también hay noticias que vigorizan nuestra vida claretiana.

A comienzos de abril se integra un aspirante a la vida claretiana, el profesor José Olguín; a fines de abril regresa desde Roma el P. Eduardo Huerta para sumar esfuerzos en las tareas pastorales en Chile. En mayo será ordenado presbítero Joseph Soren. A fines de mayo renovará sus votos el estudiante Shijan Thomas, en Lima. En julio tendremos la segunda reunión de comunidades de la zona sur, esta vez en Paraguay para profundizar en el tema de la reorganización. También en julio partirá para la misión en Paraguay el Hermano Bernardo Vidal. En julio o agosto confiamos en tener nuestra asamblea para evaluar el trienio y programar el siguiente sugiriendo los nombres del nuevo equipo de gobierno; el P. General tomará las decisiones que correspondan en el encuentro de Paraguay, según nos ha comunicado.  En septiembre celebraremos los 200 años como nación independiente.

Es decir, todo un tiempo de gracia.

Aprovecho esta oportunidad para comunicar que le he pedido al P. Carlos Vargas que me represente en la ordenación presbiteral de Joe. Calculo que en estos meses deberé estar muy atento a las decisiones judiciales en la demanda hecha por seis profesores del ex colegio Claretiano, que ya ha sido fallada en primera instancia.

Queridos hermanos, sigamos en sintonía, con el corazón esperanzado y la vivencia de una fraternidad real como la pudimos comprobar en la asamblea de enero cuando nos juntamos junto al rio Callecalle.

El corazón materno de María nos seguirá cuidando con su cariño.

Fraternalmente,

Agustín Cabré Rufatt, CMF.

1 comentario

  1. veronica dice:

    feliz pascua de resurreccion

Deje un comentario