Representantes de Jupic y Proclade visitan la misión claretiana de Yhú

Fernando Guzmán -del equipo de Justicia, Paz e Integridad de la Creación, Jupic- y el P. José Luis Latorre -responsable de Proclade Paraguay- visitaron Yhú para conocer los proyectos misioneros de esta  comunidad claretiana.

Durante los tres días de la visita se recorrió el hogar de ancianos de Yhu, donde viven tres mayores de edad, cuidados por una madre de familia. También se acercaron al “Centro Claret”, un lugar importante de la Misión donde se dictan cursos de formación a catequistas, celebradores de la Palabra y responsables de comunidades.

Preocupados del aspecto laboral, se visitó el taller de mecánica, un lugar donde han trabajado muchos jóvenes de Yhú. Posteriormente el grupo se dirigió a la carpintería de Don Narciso, la que no ha tenido tanta aceptación entre los jóvenes que buscan trabajo como la mecánica.

A unos cuatro kilómetros de Yhu se encuentra un terreno adquirido hace 10 años por los Misioneros Claretianos, con la idea de hacer una plantación de árboles para fortalecer la economía de la comunidad, proyecto que no ha sido posible de concretar.

En el mismo pueblo de Yhu hay un local para procesar aceite de algodón, girasol, sésamo, el que tiene capacidad para producir siete mil litros semanales y que está pensado para que los pequeños productores de la zona puedan disponer siempre de uno de los productos básicos de la cocina de la campaña: el aceite.

También se visitó la Escuela Básica “San Miguel Arcángel” donde hay un grupo de 23 niños apadrinados por ser los más necesitados económicamente dentro de un universo de 200 alumnos que tiene la escuela.

Como parte de la visita se recorrió Vaquería, otro distrito de la Parroquia, donde se conoció otro hogar de anciano, más nuevo que el de Yhú. Además se acercaron a Don Ramón y Doña Bella Rosa, responsables de distribuir provisiones a los 20 ancianos apadrinados de Vaquería y sus alrededores.

La misma comunidad de Vaquería levantó una nueva Iglesia, manteniendo en proyecto la casa para el “Pa’i”.

El el sector existe la Cooperativa del P. Indalecio, un empredimiento que sigue funcionando después de 17 años del fallecimiento de su fundador.

Fernando Guzmán aprovechó la ocasión para conversar personalmente con los Misioneros de Yhú y así poderse hacer una idea más exacta de todo el trabajo de promoción y desarrollo que se ha hecho y se hace en esta misión.

 

Tags: ,

1 comentario

  1. Jose Rivas dice:

    LOS MISIONEROS CLARETIANOS SIEMPRE DESDE SU LLEGADA A PARAGUAY SE PREOCUPARON POR TODAS LAS PERSONA MAS HUMILDE Y CARENCIADA,QUE SIGAN ASI Y QUE DIOS LOS VENDIGA SIEMPRE

Deje una respuesta a un comentario