Relato de la Escuela de Verano 2012 de la Provincia San José del Sur

Del 27 al 29 de enero nos hemos reunido en Talagante, Chile animadores bíblicos y miembros de los equipos de Cebiclar de Andacollo, Temuco, Zenteno, Copiapó, Curicó, Cordillerilla, Renca, San Francisco, Valparaíso, El Llano y equipo central de coordinación. También participaron los miembros del equipo bíblico claretiano de Argentina-Uruguay (SABiClar) y del equipo de pastoral de comunicaciones.

Nos animó el lema “Oyentes y Servidores de la Palabra, testigos del Reino en nuestro pueblo” y nos acompañó en el aporte teórico el P. José Enrique Aponte, cmf, miembro del equipo de ReBiClar (red bíblica claretiana de CICLA). La celebración de los diez años de CeBiClar enmarcó toda la escuela y fue motivo de celebración y fiesta.

Los participantes fueron llegando el jueves por la tarde y desde el principio se comenzó a vivir un clima de alegría y entusiasmo.

El viernes comenzamos la jornada de una manera original. Algunos de los que estuvieron en los comienzos de CeBiClar iban repasando la historia con anécdotas e invitando a los participantes a presentarse y expresar sus expectativas.

Entrando en tema, Diego Haristoy y Ana Ortíz del equipo de Comunicaciones y Marisela Riera de SABiClar coordinaron el trabajo de partida y análisis de la realidad, creando un clima de reflexión sobre nuestra coyuntura y las miradas que realizamos sobre la misma. Todos participaron con empeño y luego retomamos lo elaborado a la luz de un texto de la Palabra. Sentimos que no solo fue una aproximación de la realidad sino que construimos un HERMENÉUTICA DE LA VIDA, momento metodológico fundamental para luego poder realizar una verdadera HERMENÉUTICA DE LA BIBLIA EN LA VIDA.

Por la tarde del viernes comenzó a presentar la temática prevista el P. Enrique. Desarrolló en profundidad dos grandes temas:

  • La Animación Bíblica de la Pastoral y,
  • La Lectura Comunitaria y Popular de la Biblia

Se rescató como muy positivo y esclarecedor su aporte. Los equipos sintieron que les ayudaba a ordenar y recuperar contenidos aprendidos y a plantearse desafíos en torno a cómo colaborar en las parroquias y espacios de participación para que la Palabra sea el eje transversal de toda la acción pastoral.

La escuela contó con tres momentos de muy emotiva celebración, en alusión a los  diez años de CeBiClar: el viernes por la noche celebramos desde la Palabra el camino recorrido e hicimos presentes a quienes lo fueron construyendo y transitando; el sábado hubo canto, baile, fiesta y risas y no faltó la torta, el feliz cumpleaños y el brindis por tanta vida e historia compartida. Por último, el domingo, cerramos la escuela de verano 2012 celebrando la Eucaristía presidida por el P. Mario Gutierrez, superior provincial, donde dimos gracias al Padre por tanta gratuidad recibida de sus manos en este caminar.

Ánimo, desafíos, alegría, abrazos, cuestionamientos, fortaleza y muchas otras cosas nos llevamos de esta escuela. Como siempre, valió la pena el esfuerzo. Dios hace fructificar la semilla que cae en buena tierra.

Fotografías en Flickr

Marisela Riera, Cronista

2 comentarios

  1. Ana Reiman dice:

    Muy buena manera de resumir ese fin de semana que nos renovó para nuestra tarea anual gracias por todo hermanos!!

  2. Felicitaciones por esta experiencia de encuentro, fiesta y capacitación!

Deje un comentario