Reabierta Basílica del Corazón de María en Santiago

En emotiva ceremonia presidida por el arzobispo de Santiago, D. Ricardo Ezzati, y el superior de los misioneros claretianos de San José del Sur, P. Mario Gutiérrez , el domingo 18 de marzo fue reabierta la Basílica del Corazón de María, que por dos años permaneció cerrada debido a los daños que le causara el terremoto del 27 de febrero de 2010.

Al mediodía se congregó la comunidad parroquial en el jardín de la casa madre claretiana contiguo al templo –como lo hizo durante dos años-, para celebrar la eucaristía, que junto al pastor y el superior claretiano concelebraron el vicario de la zona centro arquidiocesana, P. Marek Burzawa, y misioneros de diversas comunidades.

En su homilía el arzobispo agradeció la labor evangelizadora de los claretianos, que,  tras llegar a ese mismo lugar hace 142 años y levantar la que sería la primera basílica del mundo en honor de su patrona el Corazón de María, animados por su santo fundador se extendieron por el territorio chileno y los países vecinos para evangelizar a través de parroquias, colegios, santuarios y un uso intenso de los medios de comunicación.  “En este día queremos poner bajo la protección del Corazón de María a nuestra arquidiócesis y a toda nuestra patria, pidiéndole nos ayude a construir un país solidario y fraterno”, señaló el pastor.

Antes de finalizar la eucaristía, los asistentes si dirigieron en procesión al templo basilical, a cuya entrada el arzobispo bendijo la nueva cruz que corona su fachada sustituyendo a la original, que se desplomó con el último sismo. Luego, junto a operarios que trabajaron en la restauración, abrió las puertas del templo, que con sus luces encendidas y a los acordes de un himno interpretado por el Coro Sinfónico Católico y orquesta, recibió a los centenares de asistentes congregados a la entrada.

Se vivieron entonces momentos de gran emotividad, entre aplausos, aclamaciones y lágrimas. Con una oración especial, la bendición del celebrante y el tradicional Himno al Corazón de María, culminó un acto largamente esperado por la feligresía, que a lo largo de dos años debió permanecer alejada del histórico templo, tercera basílica más antigua de Chile y monumento nacional desde 1987.

Por la tarde el párroco, Fernando Vega, celebró la primera misa elevada en el templo basilical dos años después del terremoto.

Ver nota en Tele13:

Ver fotografías

 [set_id=72157629626703007]


Sin comentarios

Deje un comentario