Peregrina de Niebla viaja a la Jornada Mundial de la Juventud

Con alegría, emoción y muchas expectativas la comunidad de Niebla despidió a Carla Coloma, quien viaja a Madrid para reunirse con cerca de un millón de peregrinos de todo el mundo que celebrarán la XXVI Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Carla es monitora de Confirmación de la capilla Nuestra Señora de la Consolación (Miramar) y participará entre el 15 y el 21 de agosto en una verdadera fiesta de fe y juventud. Las calles de Madrid se llenarán de peregrinos de todo el mundo. Un pueblo joven y fiel que busca, en cada país, construir sociedades justas y solidarias.

Los jóvenes chilenos parten con sentimientos encontrados: por un lado con la emoción propia de vivir una gran experiencia de fe, y por otro, la angustia de la realidad que viven con el movimiento estudiantil y las demandas por una educación de calidad. Por eso la inquietud más representativa es ir a compartir esta situación y volver renovados para ser agentes de justicia en sus respectivos ambientes.

La Jornada Mundial de la Juventud es una fiesta que inauguró Juan Pablo II en 1985 y que ha congregado a las juventudes católicas de todas las épocas en alguna ciudad del mundo cada dos o tres años. Los motivos han sido diferentes cada vez y siempre de acuerdo a los desafíos de las realidades tanto mundial como locales. En esta oportunidad el llamado que la Iglesia hace a los jóvenes es a permanecer firmes en la fe y ser testimonio de amor en sus respectivos lugares.

 

Sin comentarios

Deje un comentario