P. Josep Abella: “Mantengan vivo el Carisma Claretiano”

Un ferviente llamado a todos los claretianos religiosos y laicos a mantener vivo el carisma claretiano y a ubicarse en este mundo de un modo nuevo, formuló el Superior General de nuestra Congregación Joseph Abella. Tras la constitución de la provincia San José del Sur el sábado  16 de julio en la localidad de Talagante , dijo que no tiene duda alguna que esta reorganización que unifica a las comunidades  de Argentina, Chile, Uruguay Paraguay  permitirá un mayor dinamismo  y facilitará un compromiso misionero mucho más creativo, audaz y eficaz.

El misionero  catalán, que visitó Chile para encabezar  la ceremonia de constitución de la nueva “provincia”, hizo hincapié en que en numerosas congregaciones de todo el mundo están viviendo procesos de reorganización, porque la vida  y las condiciones del mundo han cambiado.

Desde su amplia mirada de lo que acontece  en el planeta,  con nuevos procesos sociales, en un mundo globalizado, siente que cada claretiano y cada hijo de Jesús deben ahondar en su compromiso de solidaridad  con los bolsones de pobreza que subsisten en el orbe. “Sabemos  que los pueblos están viviendo las consecuencias de la globalización, lo que trae consigo una dimensión de injusticia  y ningún cristiano puede eludir su responsabilidad, pues entonces no somos creíbles” resaltó.

 

“NO TENGAN MIEDO A SER MISIONEROS”

Sus anhelos para la nueva provincia de San José del Sur  son conseguir un mayor dinamismo a los proyectos de evangelización y alcanzar una verdadera comunidad misionera. En este sentido el  P. Josep exhortó a sus hermanos: “No tengan miedo a ser misioneros,  a llegar a fondo en todas las prioridades que la congregación ha planteado, tales como pastoral bíblica, los pobres, los excluidos y el acercamiento al mundo juvenil”

Subrayó que la acción evangelizadora  debe estar siempre ligada a la justicia y  llamó  a todos los religiosos y laicos a utilizar de la mejor manera las nuevas tecnologías poniéndolas al servicio de la evangelización.

Se mostró satisfecho con los avances de la misión compartida en Chile y en la región que ahora se trasforma en la nueva provincia San José del Sur: “Estoy contento. La misión compartida es  una prioridad en la congregación  y en Chile se lo han tomado en serio. Hay laicos y laicas muy comprometidos y sé además que hay importantes avances gracias a las coordinaciones que se están dado en la nueva provincia”

MIRADA GLOBAL

Su nutrida agenda misionera, lo ha llevado a establecerse en diferentes culturas en todo el mundo, incluyendo por 18 años su permanencia en Japón desde los 23 años de edad, cuando aun no se ordenaba sacerdote. Esta  vivencia misionera le ha permitido mirar el mundo desde una perspectiva muy universal y  comprender diversos códigos culturales que se expresan según  la pluralidad de las comunidades existentes en cada continente. Sin embargo, señala el padre Abella,  la principal  enseñanza obtenida es descubrir  que “en el fondo los mecanismos que actúan dentro de las personas son mas o menos similares en todas partes. Las personas quieren ser queridas y respetadas. Por eso debemos intentar entender esta pluralidad y  la dignidad humana ya que somos hijos de Dios”

Incluso advierte la misma Iglesia es plural y eso lo tenemos que tener presente: “he participado en diversos sínodos, donde hay acentos peculiares en cada uno de ellos y esa diversidad se replica  en la sociedad”.

Sus dos períodos a la cabeza de la congregación claretiana a nivel mundial  y que dura hasta el año  2015 han estado marcado – dice- por un propósito,  que permita mantener viva la vida fraterna en comunidad y donde la acción evangelizadora basada en el carisma de Claret, apunte directamente  hacia  la justicia, la dignidad de las personas y la solidaridad.

Tras la visita a Chile, el superior general regresó a Roma el pasado 19 de julio.

 

Sin comentarios

Deje un comentario