P. José María Gómez celebró sus bodas de oro sacerdotales

Jose-Maria-GomezComo cálida y sencilla podría definirse la celebración de los cincuenta años de ordenación sacerdotal del P. José María Gómez Asencio en el templo parroquial de Nuestra Señora de Fátima, Uruguay.

La conmemoración, realizada el 21 de diciembre pasado, contó con la presencia del Superior Provincial Mario Gutiérrez, además de los claretianos que misionan en Uruguay.

En una emotiva Eucaristía los presentes agradecieron al Señor por la vida y vocación del P. José María, por las cualidades con que lo adornó y por saberlas utilizar para gloria de Dios y bien de quienes le rodean.

El templo de Nuestra Señora de Fátima –del cual el P. José María es párroco- resultó pequeño para vivir una liturgia bien preparada, adornada por hermosos cantos y participación muy fresca de los celebrantes, lo que daba un ambiente alegre sin perder el necesario recogimiento y compenetración.

Con sencillas palabras el Padre agradeció en la homilía la calidez, las oraciones y la presencia de tantos amigos.

Terminada la Eucaristía la comunidad parroquial y los invitados compartieron recuerdos de su ministerio en las parroquias de Montevideo, Inca y Fátima, además de abrazos y mucha alegría y gratitud.

2 comentarios

  1. Carlos Bermúdez dice:

    Excelente persona. Quedan en el recuerdo de los devotos de San Pancracio, la transformación que hizo mientras estuvo en la parroquia de Inca y Pagola. Cambió las ofrendas de velas por alimentos, beneficiando a parroquias, instituciones y pobres de la zona.
    Enseño el compromiso: a las personas fuertes y sanas que no trabajaban y se acercaban a pedir, José María les solicitaba que realizaran alguna pequeña tarea de pintura o limpieza, provocando así un beneficio no solo para la parroquia, sino más importante aún, para dignificar a las personas.

  2. Rocio del Carmen GNAZZO ESPOSITO dice:

    Si bien nunca participe en mi adolescencia de los grupos de la parroquia que dirigio el Padre Gomez, CORAZON DE MARIA , siempre conoci su gran obra por amigos y jovenes del barrio.
    Siempre respete su figura informal y la formidable obra que comenzo en SAN PANCRACIO que aun perdura
    Tengo el honor de que haya bautizado a mi hijo (cosa que el niño decidio una vez conocida la historia y personalidad de Jesus) a los cuatro años.
    Otra muestra de su generosidad y vocacion misionera.
    Tres años antes años acompaño con su breve alocusion en el velatorio de mi esposo. Dejo mi correo a su disposicion
    Salud y todas las bendiciones para Usted Padre

Deje un comentario