Obispo Gaspar Quintana: "El accidente en la mina es un llamado de atención para todos"

Hoy,  durante las labores de rescate de los mineros atrapados en Copiapó,  y a las afueras de la mina, el obispo de Copiapó Gaspar Quintana, cmf ofició una misa para entregar ayuda espiritual a los familiares de los trabajadores atrapados.


En la oportunidad el prelado afirmó que el accidente en el yacimiento San José, donde se encuentran atrapados 34 mineros, “es un llamado de atención para todos”.

Quintana afirmó que el derrumbe ocurrido el pasado jueves “es un dolor que afecta a todo el país” y lamentó que un hecho de esta naturaleza se vuelva a repetir en la región.

En el oficio religioso realizado en el lugar aledaño del accidente, el obispo manifestó su solidaridad con las familias de los mineros.

“(Debemos) poner en las manos del Señor las vidas de estos hombres, para que les dé fortaleza y esperanza”, añadió Quintana, quién afirmó que los familiares “están viviendo horas de inimaginable angustia”.

Lamentó que justo en el Mes de la Minería “esté ocurriendo esta tragedia” y pidió la intercesión de María Candelaria, madre de los mineros y del pueblo de Atacama, para que los hombres atrapados resistan y sean rescatados lo antes posible.

El derrumbe en el yacimiento San José, propiedad de la minera San Esteban, se produjo alrededor de las 14.00 horas del pasado jueves y 130 socorristas trabajan con urgencia para rescatar a los obreros ante la eventual falta de oxígeno en los túneles.

Sin comentarios

Deje un comentario