Nota televisiva destaca a basílica chilena del Corazón de María

15451363Canal 13 de Televisión de Santiago de Chile difundió recientemente una breve pero interesante nota sobre la Basílica del Corazón de María, primer templo levantado por los misioneros claretianos en el mundo, y primero que ostentó el título basilical en honor a su patrona. Monumento histórico declarado en 1987, fue restaurado tras el terremoto de 8.8 grados Richter que sacudió a Chile el 27 de febrero de 2010, por el que permaneció cerrado por dos años y fue reabierto solemnemente el 18 de marzo de 2012.

Testigo de la historia claretiana en América

La construcción del templo se inició seis años después que en 1870 pusieran pie en Chile y América los primeros misioneros. Su arquitecto y constructor fueron los propios claretianos P. José Viladrich y Hno. Pedro Mas. Fue consagrado en 1879, y recibió la nominación basilical en su Cincuentenario, 1929. Su imagen patronal fue coronada por decreto vaticano el 3 de septiembre de 1950.

Sucesivas generaciones de fieles han sabido apreciar el valor singular del templo. Más que en lo material, su riqueza radica en su significación espiritual profunda. Además de la devoción cordimariana difundida desde aquí por los claretianos, en la basílica tiene su santuario nacional el apóstol san Judas Tadeo, cuya devoción extendieron en el país los primeros misioneros y es hoy una de las más arraigadas en el pueblo chileno. En ella también reposan los restos mortales del P. Mariano Avellana, declarado Venerable por el papa Juan Pablo II en 1987, y hoy a la espera del milagro que permita su beatificación.

Otros méritos relevantes

Otro gran valor emotivo para los misioneros es que a los pies del altar mayor reposan los restos mortales de su primer superior en Chile, el P. Pablo Vallier, y los del P- Donato Berenguer, artífice de la construcción del templo basilical.

Este conserva también viva la memoria de los dos santos chilenos. La joven carmelita Teresa de los Andes recibió aquí las orientaciones de sus directores espirituales claretianos, y el emblemático jesuita Alberto Hurtado solía reunirse también aquí con sus jóvenes de la Acción Católica, que dejaron huella profunda en la vida del país. Ambos tienen hoy sus altares en la basílica.

Revise la nota televisiva de Canal 13:

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario