Mes de celebraciones vivió Temuco en junio

2013-06-04 15.46.58Mes de especial actividad fue junio para la sede parroquial del Corazón de María  de Temuco y sus comunidades dependientes. A la celebración del We Tripantu o Año Nuevo Mapuche, ya reseñado en nuestro sitio provincial, cabe agregar la recordación  del Venerable Padre Mariano Avellana en la forma que mejor correspondía, mediante el servicio a los enfermos, y la solemne celebración de la fiesta patronal del Corazón de María.

Del 3 al 9 de junio se celebró la Semana del Venerable P. Mariano visitando a los enfermos de la parroquia. A los ministros extraordinarios de la comunión llevando el Señor sacramentado a los hermanos sufrientes se unió el párroco, P. David Quilodrán, impartiendo la unción de los enfermos.  Las visitas fueron oportunidades propicias para compartir con ellos y sus familias la figura del insigne misionero en camino a los altares, entregarles material de difusión y comprometerlos a orar por su pronta beatificación.

La celebración de la fiesta patronal se dedicó no sólo a exaltar la fe y fidelidad herorica del Corazón de María a la Palabra de su Hijo, sino también la figura de Mariano Avellana.

El  día patronal,  sábado 8, se organizó un encuentro parroquial de formación sobre el Inmaculado Corazón de María. El tema fue expuesto por el P- David. Los niños y papás de la catequesis escribieron en un corazón expresando sus sentimientos hacia la Madre del Señor,  los que fueron presentados en la eucaristía. Después se realizó una chocolatada que fue muy bien acogida, debido al frío que imperaba en la zona.

En la eucaristía, presidida por el P. David junto al P. Teodoro Arranz y el diácono Sergio Hidalgo, se presentó a la comunidad un cuadro del Inmaculado Corazón de María y otro del Padre Mariano, con una reseña de su vida. El párroco subrayó el significado de la celebración y la importancia que tiene para la familia claretiana la vida de Mariano Avellana, un hijo de ese corazón materno que supo imitar sus virtudes en un grado que la Iglesia ha reconocido como heroico, realizando en Chile un camino de santificación mediante el trabajo misionero; un ejemplo que se espera pueda culminar pronto en su beatificación. Para ello sólo falta un milagro realizado por su intercesión, según requiere la normativa eclesial.

Después de la eucaristía se invitó a la comunidad parroquial a compartir un ágape en alegre fraternidad.

Algunas fotos seleccionadas testimonian el espíritu de las celebraciones.

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario