Jóvenes misionaron en la precordillera de Ovalle

IMG_0333

Durante una semana 35 jóvenes de las comunidades claretianas de Chile estuvieron misionando en los valles precordilleranos de Ovalle, en la norte chico del país.

La misión tuvo como objetivo compartir la fe con las siete comunidades de la Parroquia de Carén, haciendo viva la espiritualidad misionera del Padre Claret, a través de las visitas casa a casa, encuentros con niños, jóvenes y adultos de los sectores, con el fin de potenciar el encuentro con Cristo desde el compartir en comunidad.

Esta misión es parte del compromiso de acompañamiento misionero adquirido por el equipo de Pastoral de Juventud Claretiana de Chile, por lo que contó con participación de jóvenes misioneros de las comunidades de Antofagasta, Santiago-Zenteno, Santiago-San Miguel, Curicó, Temuco y Andacollo, lugar donde se realizó un encuentro de preparación los dos primeros días.

El encuentro previo en Andacollo permitió que los jóvenes misioneros pudieran conocerse o reencontrarse después de las actividades que en los últimos dos años compartieron, ya sea en los campamentos de verano y los encuentros zonales. Asimismo, los miembros del equipo entregaron los elementos necesarios para que los jóvenes se interiorizaran de las actividades que se desarrollarían en la misión, especialmente en la visita a las casas de las personas de cada una de las comunidades.

La mañana del lunes 16 de enero los misioneros se dirigieron hasta los distintos lugares donde se desarrollaría la misión: el primer grupo misionero llegó hasta las comunidades de Panguecillo, El Coipo y Chilecito; el segundo grupo a las comunidades de Colliguay y Chaguaral; y el tercer grupo al sector más lejano de la parroquia, Pejerreyes y Las Ramadas.

Entre las actividades realizadas en los distintos sectores destacaron la visita a los hogares, favoreciendo el compartir con personas mayores y enfermas, Misa por los difuntos, encuentros recreativos y evangelizadores para niños y jóvenes, encuentros comunitarios con los adultos en donde se trabajaron temáticas respecto a la importancia de conformar y potenciar el compromiso con la comunidad, Procesiones, Confesiones, Primeras comuniones, encuentros con organizaciones sociales, entre otras.

La misión finalizó el día domingo 22 de enero, con la celebración de la Eucaristía en el templo parroquial de Carén, al que llegaron los misioneros y numerosas personas de las distintas comunidades, quienes expresaron su agradecimiento por el tiempo compartido y los trabajos realizados por el bien de cada comunidad. El Diácono Juan Carlos Verdejo, responsable de la parroquia, expresó también el profundo agradecimiento por la misión realizada, y poniéndose a disposición para las futuras actividades que se continuarán realizando a futuro en dicha parroquia.

La tarde de ese domingo comenzó el regreso de los distintos grupos de misioneros a sus comunidades de origen, con el corazón lleno de rostros, experiencias, testimonios y emociones que ayudarán a continuar reavivando nuestra espiritualidad misionera en medio de los jóvenes.

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario