Jóvenes de Curicó viven experiencia de servicio y conocimiento pastoral en Niebla

Desde el 13 al 26 de Julio tres jóvenes pertenecientes a la Pastoral del Santuario del Carmen en Curicó, realizaron una sencilla experiencia de servicio y conocimiento pastoral, en la Vicaría de la Costa Valdiviana. De pasada, saludaron a la comunidad misionera y se dieron un tiempo para vacacionar en el Señor.

Ellos son Javiera Rojas, Pablo Rojas y Antonio Morales (todos de 17 años), activos agentes de pastoral quienes, entre risas y alegrías, nos dejan este bello testimonio de lo vivido.

 

Javiera Rojas (17 años): “Mi experiencia en niebla y sus alrededores” 

«Somos 3 jóvenes que participamos activamente del Santuario de Nuestra Señora del Carmen de Curicó. Allí, conocimos al Hermano Bernardo Vidal (quien estuvo en ese lugar por un buen tiempo). Ahora, nos ha invitado a conocer y realizar trabajos pastorales en Niebla, Corral, San Ignacio y Miramar, conociendo a las comunidades, participando de sus actividades y disfrutando de los hermosos paisajes.

Nuestra estadía en la casa de la comunidad Claretiana de Niebla, donde humildemente nos acogieron durante casi dos semanas, fue súper acogedora. El padre Adam nos invitó a sus misas que eran en distintos lugares unos más apartados que otros, pero nosotros participábamos feliz, porque además de conocer a las comunidades nos tomamos fotos y apreciábamos el paisaje que nos rodeaba. Tuvimos el agrado de participar con la comunidad de Los Molinos en una lota que ellos realizan todos los meses y en la rifa de los huevos, después de cada misa. Estas actividades son para una nueva y futura acogedora casa del padre Dios ¡Ánimo comunidad de Los Molinos! En el sector de Miramar la experiencia fue un tanto distinta, pues tuvimos el agrado de conocer a dos jóvenes Italianas que realizan trabajos con niños de lugares cercanos a la capilla ayudando en el trabajo con ellos. Al pasar los días, se nos invitó a participar en la segunda versión de las “Vacaciones de Invierno Compartidas”: cinco días de juegos, diversiones, golosinas con los más pequeños de la casa que en estas semanas se encuentran de vacaciones, muchos de ellos sin panoramas. Pero lo más que nos llenó el corazón, fue conocer y compartir con una familia que humildemente nos abrió las puertas de su casa, donde viven 14 niños de distintas edades. Me llamó la atención el amor único y  verdadero que ahí se sentía. Sin distinción de nadie ni nada.

Ahora que regresamos a Curicó con ansias de dar testimonio de lo vivido por estas casi dos semanas. Estoy muy feliz de compartir con las distintas comunidades teniendo una buena acogida en cada una de ellas. Feliz por conocer las casa familias, feliz por lo vivido por la comunidad Claretiana de Nebla ¡Grande Misioneros Claretianos!»

Pablo Rojas (17 años): “Mi servicio en el altar”

«Hola. Soy Pablo Rojas (hermano de Javiera). Tengo 17 años y desde hace 3 años, pertenezco a la pastoral de acólitos del Santuario del Carmen en Curicó. Me gusta y anima pertenecer a esta comunidad, puesto que en ella encuentro un espacio de oración, de servicio y formación tanto pastoral como personal. Somos alrededor de 30 jóvenes acólitos. Nos reunimos todos los sábados, en dos horarios uno para los grandes y otros para los chicos y/o más nuevos. En estos encuentros, se tratan temas de distintas índole dejándonos diferentes enseñanzas para luego llevarlas a la práctica en nuestro diario vivir tanto en la familia, amigos y colegios. También tenemos nuestros espacios de esparcimiento donde con la comunidad se realizan viajes y convivencias. Actividades que permiten unir cada vez más al grupo de acólitos del Santuario del Carmen. Bueno, y quiero agradecer por este servicio que realicé en las capillas de la costa, donde los Misioneros Claretianos trabajan. También por la experiencia de conocer de cerca lo que ellos realizan. Fue un tiempo lindo, entretenido y ahora que regreso a Curicó, estoy feliz (me gustó también el perrito Thompson con quien salíamos a la playa y a caminar). Gracias por la experiencia y ya quiero regresar…»

Antonio Morales (17 años): “Antes de regresar quiero darles un mensaje a los jóvenes”

«Te invitamos a participar en las comunidades, para que descubras la luz que ilumina cada uno de nuestro días, para compartir y conocer a personas idénticas como tú; sencillas, esperanzadas y emprendedoras; a personas con defectos e incapacidades pero unidas bajo el amor de Cristo Jesús. A los jóvenes de Niebla, sean activos, soñadores y revolucionarios, atrévanse a pertenecer a una Comunidad Cristiana Católica, donde se necesite de nuevas vivencias y tu joven, seas un propulsor para ello, donde la vergüenza y el temor queden atrás y adelante el regocijarse y ser feliz. Nosotros jóvenes misioneros curicanos, vivimos la alegría de ser parte de esta Gran Familia Misionera Claretiana, de conocer y compartir con los demás y queremos también que ustedes la disfruten como nosotros lo hemos disfrutado; atrévanse y descubrirán la felicidad junto con el ánimo de seguir viviendo la gran experiencia.»

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario