Emotiva conmemoración de 100 años de la imagen de San Judas

En forma muy sobria pero no carente de solemne emotividad, fueron conmemorados en Santiago los 100 años de la llegada y bendición de la imagen histórica de S. Judas Tadeo, que hasta hoy es foco de atracción para miles de devotos de uno de los mayores íconos de religiosidad popular en Chile.

Como estaba previsto, el encuentro conmemorativo tuvo lugar en el jardín comunitario de los misioneros claretianos, contiguo a la sede del santuario nacional de S. Judas, la Basílica del Corazón de María, actualmente en reparaciones tras el terremoto del 27 de febrero del año pasado.

Bella celebración eucarística

Al mediodía del domingo 4 de diciembre se realizó el encuentro eucarístico programado con un doble propósito: celebrar en comunidad  parroquial nueve primeras comuniones, y conmemorar la bendición de la imagen del santo, realizada hace un siglo por el entonces arzobispo de Santiago don Juan Ignacio González Eyzaguirre.

El acto logró singular realce gracias al aporte del Coro Sinfónico Católico, dirigido por el maestro Sergio Miranda, el que se presentaba por primera vez en el lugar, y acompañado por su propia orquesta guió hermosamente el canto comunitario.

Junto con agradecer tan valiosa conttribución, el párroco, P. Fernando Vega, recordó en su homilía que la devoción a S. Judas Tadeo logró hace un siglo su consolidación definitiva debido a la imagen, hoy ya histórica. Esta fue encargada a Barcelona, España, gracias a una donación de entonces muy valiosos $ 1.000. Pero los misioneros claretianos habían sembrado desde mucho antes el afecto popular al llamado “abogado de los imposibles” o de “los casos desesperados”. Ya entre los primeros claretianos que llegaron desde España a partir de 1870, algunos, como el venerable P. Mariano Avellana, tenían una gran devoción al santo primo del Señor y comenzaron a difundirla en Chile.

Pronto resurgimiento del templo

Según señaló el P. Vega, se proyecta realizar una celebración amplia y festiva del centenario de la imagen cuando concluyan los trabajos de reparación del templo basilical y éste se reabra al culto público, lo que ocurriría dentro de unos tres meses. Se espera también que el Coro Polifónico Católico sea desde entonces coro basilical, sin dejar de lado el valioso servicio que el coro parroquial ha aportado por décadas con su arte y reconocida abnegación.

Entre tanto se confía en que los devotos continúen aportando su colaboración generosa para afrontar los altos costos que implica la restauración del templo, ya en pleno y rápido avance.

Fotografías (Presione la foto para agrandarla):

[slickr-flickr tag=”100sanjudas” type=”Gallery” items=”5″]

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario