Editorial Claretiana presentó último libro del Cardenal Bergoglio, hoy Papa Francisco

1385448_620817361302585_1068451055_nEl lunes 7 de octubre se presentó el libro “LA PATRIA ES UN DON, la Nación una tarea – Refundar con esperanza nuestros vínculos sociales”, una selección de 9 homilías de los Te Deum pronunciados por Jorge Mario Bergoglio, hoy Papa Francisco, durante sus años como arzobispo de Buenos Aires.

La actividad estuvo organizada por el Equipo Arquidiocesano de Pastoral Social, su director el presbítero Carlos Accaputo y contó con el auspicio de Editorial Claretiana. La cita se dio en el Complejo Histórico Cultural Manzana de las Luces, desde el antiguo Salón de los Representantes y contó con una amplia participación de funcionarios, políticos, sindicalistas y empresarios. Casualmente en este escenario fue donde se gestó la vida política y donde sesionó el primer Consejo Deliberante de Buenos Aires, un contexto más que apropiado para un libro con un mensaje social y un análisis crítico sobre la realidad política, económica y social de diferentes períodos de nuestra historia y de la historia de los pueblos, del actual Papa Francisco.

Este libro, como tantos otros, fue encargado por el Cardenal Bergoglio a  Editorial Claretiana a principios de febrero del 2013. Los textos reunidos presentan las homilías pronunciadas en los Te Deum del Día Patrio del 25 de mayo. En marzo de este año, cuando la obra ya estaba prácticamente lista para imprimir, se decide esperar su regreso del Cónclave para dar seguimiento al libro, cosa que nunca sucedió por su nombramiento como Pontífice.  El flamante Papa Francisco confió entonces, al Equipo de Pastoral Social de la Arquidiócesis,  de la mano de su director el P. Carlos Accaputo, la noble tarea de facilitar la comprensión de cada homilía,  con una referencia del contexto histórico en el que fueron transmitidas, ofreciendo claves para su lectura y reflexiones tanto personales como comunitarias. Esta selección de 9 homilías no está realizada al azar, sino que resumen su pensamiento social  en género profético, anunciando y denunciando. Un mensaje profético que ilumina el caminar de los pueblos porque su voz, es la voz indignada de los olvidados y los oprimidos, más allá del tiempo y las fronteras.

A cargo de la presentación, abordada desde diferentes visiones, estuvo el rector de la Universidad Católica Argentina, arzobispo Víctor Manuel Fernández; la directora de maestrías de la Universidad de San Martín, Ana de Domini y el vicerrector de la UBA, profesor Alberto Barbieri. También se hizo presente el arzobispo de Buenos Aires monseñor Mario Aurelio Poli.

Al finalizar la presentación del libro y las ponencias, el arzobispo de Buenos Aires invitó a una oración por la salud de la Presidenta de Argentina. Para ello, convocó a los representantes de otros credos que se encontraban en la sala. En un emotivo y respetuoso momento de oración, opositores y oficialistas, empresarios y sindicalistas, creyentes y no creyentes, reunidos en aquella sala, unieron sus voces en un sólo rezo.

Algunos periódicos matutinos se refirieron al hecho: “Otro milagro del Papa argentino” escribió Clarín. “Sólo el papa Francisco pudo conseguirlo: todo el arco opositor se congregó en una sala” reseñó Infobae. “Francisco lo hizo: congregó a dream team político multicolor” publicó Ámbito Financiero.

Posiblemente el milagro haya sido acercarse a escuchar al profeta, a escuchar la voz de quienes sacuden  al poder aletargado del individualismo egoísta. Bastó sólo con escuchar el silencio de la sala y los aplausos cerrados ante las reflexiones y denuncias del rector de la Universidad Católica Argentina, arzobispo Víctor Manuel Fernández,  parafraseando al Papa ante la vida asesinada en la isla de Lampedusa: “¡Qué vergüenza! ¡Qué vergüenza!”… “Qué vergüenza (prosiguió Fernández) cuando se ve a los peones rurales del interior trabajando en situación de esclavitud con un salario injusto….qué vergüenza las guardias de nuestros Hospitales públicos, con ancianos tirados en camillas duras por 24 o 48 hs. sin recibir la atención adecuada, entre gritos, dolores, y tachos de basura…”. Ojalá que la semilla caiga en tierra fecunda.  Ese será el milagro.

Sin comentarios

Deje un comentario