Crónica del día 13 de agosto en el Encuentro de Formadores Claretianos

La jornada del 13 de agosto del Encuentro de Formadores Claretianos en Tanzania se inició orando y alegrándonos por el testimonio martirial de nuestros hermanos de Barbastro.  Se invitó a los concurrentes a no olvidar la clave en la que están: la formación  transformadora, simbolizada en el abrir los ojos para despertar, por lo que se utilizó el símbolo del cuerpo, con foco en tres aspectos: la mente, el corazón y las manos.
El primer momento lo animó el hermano Sid de Asia del Este quien, a través de varias dinámicas, desarrolló el tema sobre la identidad claretiana.  Las dinámicas ayudaron a reflexionar sobre lo que implica el acompañamiento y sobre la disponibilidad misionera.

En un segundo momento se atendió la reflexión que hizo el hermano Sid sobre la disponibilidad misionera, basada en la particular experiencia formativa que vive en su país.  Esa disponibilidad debe tener sus raíces en una auténtica formación a la vida misionera claretiana, donde la definición del misionero es la meta.  Su reflexión despertó muchas inquietudes porque nos cuestionó sobre el cómo se quiere formar a los futuros misioneros, con los peligros de la clericalización o de un enfoque formativo basado mayormente en conceptos, charlas e informaciones.

Siguiendo en la clave transformadora, se reflexionó sobre el énfasis desde donde enfocamos la formación: desde la cabeza, desde el corazón o desde las manos, y se les invitó a los presentes a poder equilibrar estos elementos para no crear fenómenos: personas con cabeza, manos, o pies desproporcionados.

Por la tarde el P. Mathew habló de varios tópicos formativos: la formación para la vivencia de la pobreza, de la obediencia, de la castidad, de la comunidad.  Comenzó en la capacidad inherente al ser humano de cambiar, pero para eso se necesita motivación, pero que esa motivación puede verse afectada por varios factores.  A partir de un ejemplo concreto se reflexionó sobre las motivaciones que tenían los Prefectos presentes.

El P. Mathew mientras desarrollaba su presentación invitaba a los prefectos a despertar, viendo los elementos que requieren una formación transformadora, las líneas de desarrollo de la persona del formando, los niveles de crecimiento y de conciencia, todos estos elementos tienen que llevar a que el formando pase del egocentrismo al Cristocentrismo.

Durante la noche, los hermanos de Antillas, Canadá, Brasil, Centroamérica y Colombia occidental/Venezuela compartieron sus experiencias y la realidad de sus organismos.

 (Lea las otras cronicas del Encuentro de Prefectos de Formación en este enlace: claretianosdelsur.org/palabra-clave/encuentro-de-prefectos-de-formacion/)

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario