Concluyó con gran éxito el Encuentro Bíblico de América

rebiclar2Con una vibrante celebración en la Parroquia del Corazón de María de Santiago concluyó el 14 de septiembre el Encuentro bíblico de América, hecho que marca un hito importante en la consolidación del proyecto misionero de los Claretianos de América (MICLA) en este eje esencial de la Congregación que es la centralidad de la Palabra.

Durante una semana 49 entusiastas coordinadores provinciales y líderes de diversas experiencias de la animación bíblica en los 9 organismos de la conferencia interprovincial Micla -con un grupo mayoritarios de laicos y laicas, sacerdotes hermanos y un estudiante de la Congregación- vivieron intensamente la Palabra, en una cordial fraternidad.

Las jornadas intensas y apasionantes de formación y reflexión fueron guiadas por los PP. Manuel Villalobos y Juan Bautista Flórez, conformando el diseño de planes de fortalecimiento de la red continental de apoyo mutuo, además de proponer caminos para la mejor utilización e intercambio de recursos, así como el testimonio y difusión del mensaje bíblico en todas las comunidades claretianas.

El tema formativo del Encuentro, «La alegría, una propuesta audaz, para una América entristecida y en conflicto, desde la experiencia de la comunidad del evangelista Marcos», quedó pendiente para posterior ocasión, debido a la lamentada ausencia del P. Agustin Monroy, por razones de salud.

En el Encuentro hubo hechos muy destacados como la presentación y diálogo sobre la “hermenéutica desde el otro lado”, que surge en el ámbito las iglesias de Norteamérica presentes en el mundo de los inmigrantes. Este punto encuentra eco inmediato entre los desplazados de toda índole y lugar, en el entorno de la teoría “queer“, que se ocupa del tema de la diversidad sexual, en los medios ambientalistas, en los espacios de vulneración y defensa de los derechos humanos y en las comunidades alternativas que tratan de abrirse paso a partir de todas esas realidades.

También destacó el relato de la ya muy larga trayectoria de reflexión y acción en la lectura articulada y colectiva de la realidad y la Biblia, en situaciones de extrema pobreza, de represión política, de riesgos y resistencia y de apertura a la interculturalidad, a través del testimonio de personas como Martha Boiochi, una laica argentina, que junto con varios compañeros y Claretianos han trabajado incansablemente durante 14 años en Haití.

Sorprendió gratamente la presencia de un muy cualificado grupo de laicos y laicas, con un admirable sentido de pertenencia claretiana, cualificación en lo que a las Escrituras se refiere, incluido el hebreo y el griego y, sobre todo, un valioso testimonio de vida familiar y profesional en medios muy difíciles. Se destacó en esto la delegación de Estados Unidos, compuesta por hombres y mujeres laicos todos de origen mexicano, que tienen historias increíbles de clandestinidad en la ilegalidad, de adaptación a la cultura gringa sin perder su identidad y su fe, de luchas permanentes por sus derechos como migrantes, de resistencia ante las inclementes políticas sobre inmigración y, ahora, de construcción de comunidades cristianas vitales, abiertas la compleja realidad del catolicismo y la sociedad norteamericana.

Hubo durante los días de trabajo referencias a múltiples y ricas experiencias de ecumenismo a partir del compartir abierto, de la escucha acogedora y de la apertura de nuestros espacios de estudio y reflexión a pastores y seguidores de otras confesiones religiosas.

Los participantes conocieron las prometedoras ofertas de academia e investigación en temas bíblicos, que ofrecen los centros de educación superior creados por los Claretianos: el Centro de Estudios Filosóficos y Teológicos (CEFyT) en Córdoba (Argentina), las Facultades Claretianas de Batatais (Brasil) y la Fundación Universitaria Claretiana (Uniclaretiana) de Quibdó (Colombia).

Un momento importante del Encuentro fue la elección del Equipo coordinador de REBICLAR -Red Bíblica Claretiana de América-, a cuyo liderazgo se confiaron durante los próximos dos años, diversas iniciativas de reflexión, formación, sistematización de material bíblico y comunicación, consensuadas por la asamblea. Este grupo de liderazgo y animación quedó conformado por cuatro laicos y tres claretianos de la Congregación:

rebiclar

– P. Manuel Villalobos (USA-Canadá)
– P. Antonio Ferreira (Brasil)
– H. Carlos Verga (San José del Sur)
– Elizabeth Gareca (Bolivia)
– Giselle Zamora (Costa Rica),
– Yolanda Cortés (Estados Unidos)
– Juan Carlos Minyety (República Dominicana).

Éste último no pudo hacerse presente en el Encuentro, por dificultades de visado, pero el importante trabajo que adelanta en la experiencia de La Ruta de la Palabra de Antillas, hizo que la asamblea lo tuviera especialmente en cuenta.

La familia Claretiana de Chile, apoyada por el Gobierno Provincial de San José del Sur, brindó una cálida acogida a los participantes en el Encuentro tanto en la Casa de Encuentros de Talagante, como en todo lo referente a logística de traslados y en la presentación de las gran riqueza histórica, geográfica, turística, gastronómica y folclórica del país austral, granjeándose la simpatía y la gratitud de todos los participantes.

Fuente: Micla

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario