Comunidad de Niebla inaugura su Capilla Cristo Peregrino

img_6632En la costa de Los Molinos el olaje del domingo 5 de enero quedará para la memoria, así como el calor de esa tarde que acompañó la fiesta de inauguración de su anhelada capilla, dañada en el terremoto y tsunami que afectó a Chile el año 2010.

La Eucaristía de la comunidad de la Costa Valdiviana fue para compartir el pan, para orar en comunidad y darle sentido a una vida que transcurre en torno al mar. La casa se ha renovado, todo lo que rodea cobra un nuevo sentido, porque la fe para ser vivida, necesita un sentido de pertenencia y para esta comunidad eso es el mar.

Esta nueva casa tiene un sentido: el altar es la proa de una barca que navega a “otras orillas”, siempre con una invitación a ir junto a Jesús que llama hoy y siempre. El altar es una invitación a la comunión, estando todos “en la misma barca”.

El timón de esta barca lo lleva Jesús, él tiene el rumbo y la comunidad está feliz de que así sea. Es un camino por hacer todavía, un camino de todos los días porque aceptar que Jesús es el guía exige compromiso verdadero.

María también se hace parte de esta comunidad, porque ella que “guarda la palabra en su corazón” y timonea. La dirección de esta comunidad quiere ser aquella que la Palabra indique, “haciendo todo lo que él diga”.

La inauguración de esta original capilla fue una fiesta con distintos rostros y muchas emociones donde la fraternidad se hizo presente en presencias gratas como la del obispo de la ciudad, del Superior Provincial Mario Gutiérrez, los misioneros de la comunidad de Ingeniero Jacobacci, Francisco y Pedro, la familia de Ezequiel Fernández, cmf, que vino desde Salta.

Se sumó la comunión de las distintas Iglesias con la presencia de grupos que viajaron desde Copiapó, Talcahuano y las distintas comunidades de la Costa Valdiviana.

Ha sido también un agradecimiento a todos los que aportaron a que esta casa sea un lugar acogedor para el encuentro Son muchos los que cooperaron, los que hicieron posible con colaboraciones de material, de dinero, los que se sumaron en las distintas actividades y especialmente tenernos un corazón agradecido a todos los que dieron su tiempo para darle forma a un sueño.

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario