Colegio Corazón de María de Antofagasta celebró la Semana Santa 2018

Con gran solemnidad y variadas actividades se desarrolló la Semana Santa en el Colegio Corazón de María de Antofagasta, la que llevó por lema “Levantar la Mirada y Confiar”.

Las actividades se iniciaron el 25 de marzo con la celebración de la entrada triunfal de Jesús a Jerusalem. Cada curso presentó un ramo para manifestar su alegría en la ceremonia inaugural de la Semana Santa.

El día martes se realizó una jornada de reconciliación, en la que los estudiantes de enseñanza básica descubrieron que Dios los perdona y ellos también deben perdonar. Por su parte, los jóvenes de enseñanza secundaria participaron del sacramento de la reconciliación, donde sacerdotes de la ciudad encabezados por el Obispo Ignacio Ducasse, compartieron este signo de la misericordia de Dios.

La jornada del miércoles estuvo marcada por un compartir fraterno de los cursos, profesores y funcionarios al recordar la última cena del Señor con sus discípulos. Durante esta actividad los profesores de cada curso lavaron los pies a un estudiante como símbolo de la entrega y el servicio hacia el otro.

Muy temprano el jueves 29 los funcionarios de la comunidad viajaron a la Ex Salitrera Chacabuco, donde tuvieron una jornada de reflexión personal y comunitaria. Está fue en un clima de recogimiento frente a la pasión y muerte de Jesús y como se manifiesta en nuestros días en aquellas personas que son excluidas, torturadas y abusadas en nuestra realidad.

Con muchos colores despertó el colegio el día Lunes 02 de abril para celebrar la resurrección de Jesús por amor a todos nosotros. La actividad estuvo presidida por nuestro asesor religioso con el encendido del cirio pascual, momento en el que se irrumpe el silencio con la llegada de la banda local “Mística Show”, la que animó y contagió de alegría de un Jesús vencedor de la muerte. Luego cada curso tuvo un compartir saludable con la tradicional entrega de huevitos de pascua.

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario