Celebración del Día del Corazón de María y Fiesta Patronal en Niebla

El pasado sábado 16 de junio, la comunidad cristiana de San Antonio de Padua en Niebla celebró, por tercer año y por partida doble, su fiesta patronal y el día del Inmaculado Corazón de María. Tras varias semanas de preparación y organización, hermanos y hermanas pertenecientes a la comunidad –en compañía de otras unidades pastorales- celebraron con gozo la historia de la Comunidad, a la vez, elevaron plegarias de agradecimientos a los Misioneros Claretianos en su día.

La Eucaristía, fuente de esperanza para todos y todas, fue el momento inicial para dar gracias a Dios por “el nuevo año de vida”, y para hacer “memoria agradecida” por tantos agentes pastorales que ayudaron a formar la comunidad; por sus pastores y animadores que generosamente acompañaron y evangelizaron y, desde luego, por aquellos cristianos anónimos que desde sus posibilidades fueron cruciales en el construcción y consolidación de lo que hoy es la Capilla de Niebla.

Mención especial para los Misioneros Claretianos y su cercana entrega. Y en el día del Inmaculado Corazón de María se renovó el compromiso de seguir acompañándonos en el seguimiento de los pasos apostólicos del Padre Claret.

Una vez finalizada la Eucaristía, y con el corazón aun tibio de gozo y amor, la invitación fue a organizar los espacios para celebrar, esta vez, con un espectacular ágape fraterno, donde la alegría y la risa despuntaron por sus fueros. La periodista y gran servidora Carolina Risco hizo gala de un presentación en fotos del caminar comunitario, y el flamante coordinador Eleazar Solis tuvo sentidas palabras para todos los presentes.

 Ver fotografías

 

TAGS: ,

No hay comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario.

Escriba un comentario