Celebración de fiestas patrias chilenas en Curiñanco

María Troncoso y Belisario Vega, fueron los anfitriones de la hermosa jornada dieciochera celebrada en la comunidad cristiana Cristo Peregrino, en Curiñanco. Hasta el lugar llegó, además, una caravana de hermanos y hermanas de las capillas de Los Molinos y Miramar que quisieron participar y acompañar a esta hermosa comunidad.

Con todo, la Eucaristía fue hermosamente animada y “bien cantada”, tal como señalaron las encargadas del coro, Marta y Valeska Palma. Durante la Eucaristía hubo un momento distendido, sin apremios, sin apuros, en que todos y todas abrieron el corazón para elevar a Dios las plegarias y pedir por la unidad, la paz y la solidaridad para el país.

Posteriormente, “y a la carrerita” –como indicó María Troncoso-, las empanadas fueron el deleite para los presentes. La chicha, por su parte, se encargó de colorear las mejillas y las cuecas animaron la tarde soleada, llena de alegría y gozo en el Señor. Esta es, precisamente, la idea: recrear los corazones, conocernos más, apoyarnos y sentir la cercanía de todos quienes conforman la maravillosa familia de la costa valdiviana.

Ver fotografías

[set_id=72157631570082056]

Tags:

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario