Andacollo: el pueblo se pone de pie

FIESTADEANDACOLLO_PCIUNESCOEl párroco y rector del santuario de Andacollo, Eduardo Huerta,  junto a la comunidad claretiana y las fuerzas vivas de la localidad han salido en defensa del entorno en calles y plaza principal enfrentando decisiones discutibles de la autoridad alcaldicia en el plan de reparación urbana. Publicamos la última carta enviada al Consejo municipal.

Santuario de Andacollo, 15 de julio de 2013.

Sr. Alcalde

Juan Carlos Alfaro Aravena

y Sres. Concejales: Ximena Pizarro Mery, Dixon Pastén Guerrero, Eduardo Muñoz Cortés, Fernando Pastén Pizarro, Gabriel Pastén Cifuentes, Luis Guerrero.

Presente

 

Les envío por escrito lo expuesto por mí en el Concejo Municipal del miércoles 10 de julio de 2013 en torno al Santuario de Andacollo y sus Fiestas Religiosas, esperando que pronto tengamos una solución clara y permanente a los problemas señalados. Se incluye, además, la masiva y transversal solidaridad que estas exigencias del Santuario tienen en la comunidad andacollina y fuera de ella.

 

1. Antecedentes. Con gran satisfacción advertimos cómo Andacollo va adquiriendo cada vez más importancia en el ámbito de la cultura religiosa del país ya que desde sus orígenes se presenta como la cuna de la Piedad popular de Chile y dio origen a las diversas Cofradías de Bailes Religiosos, tradición que con el tiempo ha ido ampliándose en versiones y número de participantes. Su nombre es sinónimo de tradición y fidelidad para la piedad popular del norte chileno y su vigencia como destino de peregrinaciones es cada día más reconocida a nivel nacional e internacional. Hace poco el Baile Barrera ha sido galardonado como parte del patrimonio nacional y en un futuro próximo se postulará la Fiesta de Andacollo como Patrimonio inmaterial a nivel mundial. Estamos orgullosos de ello y nos sentimos responsables de conservar para el futuro una riqueza que, teniendo más de cuatro siglos, ha sabido superar las adversidades y los cambios de la historia.

2. Los Trabajos en curso. Sin embargo, los trabajos de “mejoramiento” ya realizados o en curso en el área del Santuario de Andacollo, no tienen en cuenta que la arquitectura religiosa y las fiestas patronales andacollinas son el referente más noble y atractivo que podemos ofrecer al peregrino y al turista. Sólo después del interés religioso se ubican los otros intereses relativos a la minería y a la astronomía. El caso de haber colocado un farol justo frente a la puerta de la iglesia chica -luego retirado- es una señal de alerta que nos pone de sobreaviso para defender todo aquello  que constituye nuestra identidad.

3. La plaza. Con pena vemos desaparecer la explanada del templo construida en  tiempos de la Alcaldesa Marcelina Cortés Gallardo con la ayuda del Senador de la República Don Carlos Larraín Peña pensando en los Bailes Religiosos y las fiestas marianas. Pensemos que las explanadas son típicas y necesarias para los Santuarios, como las han sabido conservar en La Tirana y Maipú también, como Andacollo, centros de confluencia de masas de peregrinos y visitantes. El argumento de que la explanada se necesita sólo en determinadas ocasiones nos hace recordar que es precisamente en esas ocasiones cuando Andacollo realiza su vocación de ser un pueblo abierto al mundo. Solicitamos que se conserve la antigua explanada para el uso de peregrinos y Bailes Religiosos en tiempos de fiesta. Además pedimos que para la fiesta de Octubre ya esté abierta la calle frente a la Basílica para permitir el desplazamiento seguro de los peregrinos desde Av. Beltrán Amenábar a Urmeneta.

4. La vía semipeatonal. Si bien es cierto los adelantos son bienvenidos en todos los pueblos, las modificaciones deben hacerse de acuerdo a las propias necesidades y usos de los mismos. Los topes metálicos que han sido colocados en el área del Santuario y en el recorrido de la Procesión de la imagen de la Virgen, no solamente son antiestéticos, sino que constituyen un serio y evidente peligro para la seguridad de los peregrinos y los participantes en los Bailes Religiosos. En los días de fiesta, especialmente durante la Procesión,  la calle se transforma en un río de gente que se desplaza compacta. Un dato importante: el anda de la Virgen mide 2,50 m;  el ancho de la vía entre los topes es de 3,80 m. lo que significa un peligro mortal para los Anderos, para la Guardia del Santuario y para la gente que va apegada a ellos. Los accidentes se sucederán inevitablemente. No creo que la Municipalidad de Andacollo quiera sentirse responsable de estos desastres previstos y todavía enmendables. Se sugiere, pues, que los topes metálicos y cualesquiera otros obstáculos sean removidos del área del Santuario y del paso de la Procesión (calle Urmeneta desde la Plaza hasta calle Condell).

Sr. Alcalde y Sres. Concejales, les hago llegar esta carta con estas preocupaciones en la seguridad de que Ustedes. como verdaderos servidores de la Comuna sabrán hacer lo correspondiente para que Andacollo, que es para nosotros regalo y compromiso, sea cada vez más fiel a su tradición mariana y sepa acoger a los peregrinos y turistas con la seriedad y seguridad que ellos exigen y merecen.

Eduardo Huerta Pastén, cmf.

Párroco y Rector del Santuario de Andacollo.

 

Firman a continuación el Arzobispo de La Serena, Don Manuel Donoso; el Cacique de los Bailes Religiosos; los Jefes de Bailes de las Zonales de Andacollo, La Serena, Coquimbo, Vicuña, Ovalle y La Higuera; representantes de los Anderos de la Virgen; de la Guardia del Santuario, vecinos de Andacollo, y devotos de la Virgen residentes en la Región y fuera de ella.

Tags:

1 comentario

  1. Paola dice:

    Completamente de acuerdo, la minería y astronomía no son las razones principales por las cuales se visita Andacollo, la razón es nuestra chinita. Mientras las condiciones para hacer nuestras visitas sean comidas estaremos felices con el actuar de quienes ahí viven y ejercen funciones.
    Mi padre carga la virgen, y los topes que existen, ponen en riesgo vidas, ya que el mar de gente que se acerca a nuestra virgen en el momento de la procesión funciona como efecto domino, si esos topes hacen que una sola persona se caiga, sucederá lo mismo con el resto y tendremos mucho que lamentar.
    Claramente hay pros y contras, y el desarrollo de la arquitectura ciudadana es muy importante, pero creo que pesa muchísimo más nuestra virgen y la seguridad de nuestra gente que es devota a la chinita.

Deje un comentario