35 Años de la Consagración Episcopal de Monseñor Espósito

El 4 de julio, se cumplieron 35 años de la consagración episcopal de Monseñor Dr. Alfredo Mario Espósito Castro, misionero claretiano, quien la recibiera de manos del Nuncio Apostòlico, entonces monseñor Pío Laghi, y de Monseñor Marquez Bernal (misionero claretiano) prelado de Humahuaca y Monseñor Castellanos (emérito de Córdoba) quien le ordenara presbítero en su momento.

Presentes el cardenal primado Juan Carlos Aramburu, y concelebrando casi una unos sesenta obispos y sacerdotes presentes entre ellos el entonces superior provincial de los Misioneros Claretianos de Argentina y Chile, Revmo, P. Gustavo Alonso. Fueron presbíteros que presentaron al neobispo el extinto Monseñor Luis Angel Fabris y Monseñor Roberto T. Amondarain.

Entre los obispos presentes destacaban monseñor Antonio Aguirre(San Isidro) Carlos Horacio Ponce de Leòn (San Nicolàs de los Arroyos) y el Metropolitano, Monseñor Antonio Josè Plaza quien puso en posesión de la sede episcopal una vez consagrado el neobispo de la nueva diócesis, sufragànea de esa arquidiócesis platense.

No puedo, sino recordar con honda emoción esa celebración inédita para Campana, en una tarde muy soleada. Con temperatura màs que agradable, en la terraza de la catedral, la plaza colmada….como pocas veces se la ha visto. Yo había llegado en junio, con el P. Josè Maria Jaime Burmeister, el seminarista Eduardo Anasagasti (luego sacerdote), y fuimos recibidos por el entonces párroco P. Felix Ferrante(salesiano).

Comenzamos los preparativos logìsticos para la ordenación, ya que el P. Alfredo(Mons. Espòsito) me habìa pedido enlazarlo con el Seminario de San isidro, al cual pertenecìa entonces, para ultimar detalles de la ceremonia. No hay tiempo de evocar tantaos recuerdos a manera de florecilla franciscana, la foto es harto elocuente. Participè de la ceremonia como asistente litùrgico de Monseñor Espòsito, llamè al P. Horacio Raljevic, entonces pàrroco de “Virgen del Carmen”(Olivos) y con el mantuvimos durante un momento de la ceremonia el libro de las Sagradas Escrituras abierto sobre la cabeza del ordenando. Doña Dolores, la madre de Monseñor Espòsito, junto a Rita, (hermana) y Tato(cuñado) vinieron de Islas Canarias donde residen con algunos sobrinos y se acoplaron los primos de Argentina.

Poco después me ofrecì al P. Alfredo, quien habìa sido mi director espiritual y amigo de familia, con anuencia de mis superiores de San Isidro a acompañarle aquì, y terminè recibiendo de sus manos la ordenación de diàcono y de presbítero,incardinàndome en esta nueva iglesia local y arraigàndome en esta ciudad querida de Campana que este año me reconociò de manera muy singular a pedido del señor obispo, por la distinción que el Gobierno Municipal me hiciera destinatario de manos de la querida señora Intendente del Partido de Campana, Dna. Stella, a quien Dios guarde muchos años.

En el HOTEL DALMINE, se ofreciò un almuerzo a los invitados especiales y se brindò habitación a los señores obispos que desearon pernoctar. Ahora le toca a monseñor Dr. Oscar Domingo Sarlinga el gobierno pastoral de esta diócesis, ya desde hace cinco años, y esperemos que la voluntad de Dios determine estè durante el tiempo que El mismo Dios lo desee, y que sea mucho, para bien del pueblo cristiano a èl confiado. Oremos por el Siervo de Dios Pablo VI y su pronta elevación a los altares. Por nuestro Papa Benedicto, por nuestro obispo Oscar y nuestro recuerdo con el perfume de la plegaria al querido P. Alfredo (Monseñor Espòsito) llamado al regazo de la Divina Misericordia.

Por NESTOR DANIEL VILLA.

Fuente: La Auténtica Defensa, Argentina

0 comentarios

Puede ser el primero en dejar un comentario. ¡Anímese!

Deje un comentario